Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Cultura

Madonna a la batalla

LONDRES. Fue ella la que le dijo a él: "Esto se acabó". Pero fue él quien, al parecer, menos empeño puso en salvar una relación de die...

LONDRES. Fue ella la que le dijo a él: "Esto se acabó". Pero fue él quien, al parecer, menos empeño puso en salvar una relación de diez años, ocho de ellos de matrimonio. Son las primeras filtraciones interesadas de algunos amigos de la pareja, portavoces de un divorcio llamado a convertirse en todo un culebrón que comenzó a escribirse incluso antes de que comenzara.

Cuando Madonna se disponía a soplar las velas de su 50 cumpleaños, el pasado mes de agosto, en medio de una maratoniana gira mundial de conciertos, saltaron las primeras alarmas. Se decía que la reina del pop vivía un romance con Alex Rodríguez, jugador de los Yankees de Nueva York. Ambos lo negaron, pero unas fotos de Rodríguez saliendo del apartamento neoyorkino de la cantante y la petición inmediata de divorcio de la esposa del deportista, apuntaban a que la tormenta estaba a punto de estallar.

Fue el día en que Guy Ritchie festejaba sus 40 años cuando se desató la guerra. Madonna estuvo en la fiesta de cumpleaños de su todavía marido pero se marchó muy pronto con el pretexto de que al día siguiente tenía un concierto. Hasta aquí los dimes y diretes de una pareja que tenía problemas como cualquiera otra. Y a partir del anuncio de la separación los problemas que sólo tienen los ricos: el dinero.

Fiona Shackelton afila sus uñas en su despacho londinense. La letrada ha sido ya contratada por Madonna para defenderla.

Shackelton se ha hecho famosa, entre otras muchas batallas, por representar a Carlos de Inglaterra cuando se divorció de Diana de Gales y a Paul McCartney al separarse de Heather Mills. Divorcios millonarios y complicados que la abogada resolvió satisfactoriamente.

Madonna y Guy Ritchie tienen un hijo, Rocco, nacido antes de su boda, que se celebró en 2000. Y en 2006 adoptaron a David Banda, un niño de Malawi que perdió a su madre al nacer. La cantante además tiene a Lourdes, nacida de su relación con Carlos León. Los niños se quedan con la madre.