Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Cultura

Rompiendo el patrón común

COLOMBIA. Un experimento de la Universidad de Nueva York mostró que la gente lo siente en carne propia sólo con ver los rasgos típicos ...

COLOMBIA. Un experimento de la Universidad de Nueva York mostró que la gente lo siente en carne propia sólo con ver los rasgos típicos de miedo en la cara de otro.

Jason Zweig, del Wall Street Journal, afirma que si esto es así, no hay duda de que los medios de comunicación y las redes sociales, que han reproducido las imágenes de terror de los inversionistas en las diferentes Bolsas del mundo, son una máquina de transmisión de pánico.

"La globalización contribuye", sostiene Alejandro Gaviria, decano de la facultad de economía de la Universidad de los Andes. "La prueba es que en el mundo las Bolsas caen y suben al mismo tiempo, aunque las economías de los países son más autónomas".

Como las crisis son oportunidades, la de 2008 ha despertado el interés por una rama de la psicología que se dedica a investigar cómo hacer para romper el comportamiento de manada.

En una situación de pánico, dicen los expertos, es mucho más probable que el cerebro sea más sensible a los aspectos negativos y más ansioso a la hora de actuar, pues la capacidad de razonar se reduce y deja todo en manos del instinto, que muchas veces puede no ser el mejor consejero.

Lo mejor, según Posada, es actuar con corazón bien informado, lo que supone conciliar entre el instinto y la razón. Pues, como decía Franklin Delano Roosevelt, cuando se posesionó en su cargo de presidente en 1933, en medio de una de las peores crisis de Estados Unidos, "a lo único que hay que temerle es al miedo mismo". ©PUBLICACIONES SEMANA