Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Cultura

Buenas nuevas en la gastronomía

Y a pasó la Navidad y el año 2008. A unos nos fue bien, y a otros no tanto. Resumir un año es complicado pero gastronómicamente hablando...

Y a pasó la Navidad y el año 2008. A unos nos fue bien, y a otros no tanto. Resumir un año es complicado pero gastronómicamente hablando se hace difícil si como yo estás parcializado por ser el propietario de un restaurante. El fenómeno del año ha sido sin lugar a dudas la aparición del cordero chileno en todas sus presentaciones, lástima que ya no queden más paletillas, pero de verdad ¡es una delicia!. Se supone que el año venidero llegarán más corderos y podremos de nuevo deleitarnos con esa ricura.

De alimentos, con pena tenemos que decir, nos perdimos por más de la mitad del año de los maravillosos productos frescos procedentes de Colombia, como hongos, alcachofas y otras frutas. La verdad es que el motivo vale la pena, pero es una lástima quedar pagando más por los productos gringos cuando los colombianos están a mejor precio y son de la misma y hasta a veces superior calidad.

De los productos importados sólo nos queda llorar porque el dichoso euro, otra vez, se ha trepado en las nubes y los analistas parecen estar de acuerdo en que no bajará, al menos en el transcurso del año. Así que hay que acostumbrarse a pagar más por el aceite de oliva, los vinos, los embutidos y los quesos. La suerte es que el poquito tiempo que estuvo barato algunos importadores lograron comprar a buen precio y lo han hecho repercutir en el precio final. Así que estamos de momento y hasta que las existencias duren de media enhorabuena.

Novedades en este campo hubo pocas, quizás mencionar el manchego de Nimar y algunos aceites de sabores del Riba Smith. No debemos olvidar la aparición de las panaderías francesas en el mercado que, a pesar del alto precio del pan, están dando una calidad altísima y junto a los esfuerzos de los Riba y Smith y del pan congelado español estamos más que bien.

En el mundo vitivinícola estamos de enhorabuena por la aparición de nuevos emprendedores en la traída de nuevos caldos para este mercado con variedades de todas las clases y calidades. Sí a esto unimos la apertura de tiendas especializadas, además de la aparición de nuevas cavas refrigeradas en supermercados, se puede decir que el mercado está casi perfecto. Lastima de la subida exagerada de algunos vinos que los convierten en prohibitivos. Un buen año, el pasado, que augura junto con la ampliación de la oferta con nuevos locales de sabores de otros países y latitudes un perfecto año nuevo lleno de experiencias gastronómicas enriquecedoras.