Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Cultura

Confesiones de Óscar

MADRID. Ya lo dijo en los Goya: "Trabajar con Woody Allen es mucho más que un sueño", como el que ha protagonizado tras conquistar Holl...

MADRID. Ya lo dijo en los Goya: "Trabajar con Woody Allen es mucho más que un sueño", como el que ha protagonizado tras conquistar Hollywood a golpe de talento, tesón y una cualidad única: pasión.

ATAQUE DE NERVIOS

«Llegué a Los Ángeles de madrugada y me fui a dormir. Estaba en casa de Salma Hayek, que me despertó cuatro horas después: «¡Tenemos que verlo en directo!». Cuando oí la nominación al Óscar todo fue tan rápido.. Una hora más tarde empecé a dar entrevistas y ya no paré en todo el día, no tuve tiempo de asimilarlo».

WOODY, ESE HOMBRE

«Me llamaron y me dijeron: «Tienes una cita con Woody en Nueva York». Un montón de actores me advirtió: «Te hará una polaroid y a lo mejor te dice buenos días.. o a lo mejor no». No me lo creí. Cuando llegué, dos mujeres me llevaron ante él: «¿Quieres sentarte en el sofá?», me dijo. «Te vi en Volver y creo que tengo un papel para ti». Se levantó y se marchó, eso fue todo. Duró un minuto y medio. «¡Es increíble!», exclamó una de las chicas que estaba allí presente, «¡pero si hasta te ha invitado a sentarte!». Es definitivamente un genio».

PEDRO SIEMPRE PEDRO

«Es como mi familia, es una de las personas más importantes de mi vida. Tuve la extraña intuición de que iba a trabajar con él, incluso antes de conocerle. La primera vez que nos vimos me dijo: «Eres demasiado joven, pero escribiré un papelón para ti». Y dos años después me llamó para Carne trémula».

¿GRACIOSA? ¿YO?

«Lo único que sabía mientras rodaba con Woody Allen era que tenía que olvidarme de ser graciosa si quería hacer gracia. Y, desde luego, ¡claro que quería!».

NECESITO RESPIRAR

«Cuando vas de set de rodaje en set de rodaje llega un momento en que te agotas, y, durante años, eso es todo lo que he hecho. No lo lamento, pero ahora me gustaría hacer sólo una película al año. Existen muchas otras cosas en la vida para hacer».

TRABAJO SÍ, TERAPIA NO

«Creo que todos tenemos problemas y conflictos y, como actriz, está claro que eso es lo que tienes que explorar para interpretar un papel, pero no se trata de narcisismo. No uso mi trabajo en las películas como terapia, para nada».

SOFIA LOREN, LA MAMMA

«La adoro, la adoro. Es como una madre, es justo como.. ¡como una mama italiana! Siempre está controlando lo que como y, si me dejo algo en el plato, se enfada conmigo porque dice que no me alimento lo suficiente. Es un ángel. Y no ha perdido su pureza ni su inocencia después de todos estos años, a pesar de su inteligencia. Y luego, conoció a toda esa gente mítica y lo mismo te habla de Fellini que de Mastroianni.. Ay, ¡la quiero mucho!».

UN NOVATO LLAMADO AMENÁBAR

«Me acuerdo que cuando conocí a Alejandro tenía 20 años. ¡Era más joven que yo! Me envió un corto que había hecho y, luego, cuando vi Tesis, pensé: «¡Pero qué talentazo tiene este chico!». Es uno de los mejores directores que tiene España».

EL MITO PE

«No puedo pensar en mí como algo remotamente parecido a un icono por una causa muy concreta, por el modo en que crecí.. Eso te marca para el resto de tu vida. Hay que tener mucho cuidado cuando alguien te considera grande: nunca eres tan mala ni tan buena como dicen». ©ELPAIS.SL.