Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Cultura

Un ciudadano del mundo

Nada es fruto del azar en el reino de la creación. Philippe Charriol , un soñador, ya en los años 70 había constituido una empresa con m...

Nada es fruto del azar en el reino de la creación. Philippe Charriol , un soñador, ya en los años 70 había constituido una empresa con miras al día en que fuera empresario. Panamá, junto a Hong Kong, Ginebra y Dubai, fue y es uno de los puntos para la distribución de sus productos. De allí su deferencia para este aniversario de plata. Con él trajo sus memorias, compiladas por un amigo de juventud y periodista, que retrata al inspirado joven provenzal que aspira a la perennidad de su nombre y de su obra. El hombre dinámico, auténtico, que no cejó en su intención, y dijo “Trataré”, pese al comentario de un famoso hombre de negocio que le advirtió “tú nunca construirás una compañía mundial”. Un ejemplo para los jóvenes. El relojero con alas es una lección universal.