Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

Cine de guerrilla

PANAMÁ. El resplandor de la tarde se cuela en el lobby del hotel. Turistas en bermudas, un capitán de avión e incluso alguna figura de...

PANAMÁ. El resplandor de la tarde se cuela en el lobby del hotel. Turistas en bermudas, un capitán de avión e incluso alguna figura de los medios de la localidad caminan por el vestíbulo. En medio de esta actividad, la puerta de uno de los ascensores se abre, bajándose una mujer de elevada estatura, cabello negro y físico impresionante. Le sigue un hombre con lentes de sol, saco marrón y camisa blanca, que arrastra un maletín sobre ruedas. Detrás de ellos, un individuo calvo de ojos saltones mira a través del lente su cámara, mientras un sujeto fornido sostiene un “boom” (un micrófono sujetado en una pértiga).

La belleza de larga cabellera conversa, guión en mano, con el camarógrafo, cuyo nombre es Miguel Ángel Cárcano. Al igual que en las producciones anteriores de este realizador argentino, que cuenta con cuatro largometrajes a su haber, todos los integrantes del rodaje hacen un poco de todo, como el caso de la actriz española Elena Corredera, quien además de ser una de las protagonistas del fime funge también como asistente.

El otro protagonista de “Negocios”, como Cárcano ha llamado a esta cinta filmada en las instalaciones del Hotel El Panamá, es Frank Spano, actor panameño radicado en España. Es también el coproductor de la película, junto al director argentino y a Luis Pacheco, presidente de la Asociación Cinematográfica de Panamá (ASOCINE).

Aparte de la dirección, Cárcano debe cumplir otras funciones, como son las de guionista y camarógrafo. Y es que la multifuncionalidad es uno de los ingredientes del “Cine imperfecto” propugnado por el realizador.

El nombre hace referencia al estilo empleado en Latinoamérica y en otras regiones del tercer mundo para hacer películas. “En España se le llama hacer ‘cine de guerrilla’. La clave es contar una historia con lo que puedas”, explica.

Entre el martes y el viernes, Cárcano, Spano, Corredera, un par de técnicos y alrededor de cuatro profesionales de la industria audiovisual local participaron de una experiencia bastante inusual para el cine panameño: filmar un largometraje en cuatro días.

La filmación empezó el pasado martes en la habitación 508 del Hotel El Panamá, en lo que marcó la segunda jornada del taller de largometraje titulado “Cine imperfecto”. El mismo fue dictado por Cárcano en lo que fue la segunda semana de jornadas didácticas que formaron parte del Primer Encuentro Cinematográfico Iberoamericano Panamá-España, que se llevó a cabo del 24 de marzo al 4 de abril.

La cinta fue filmada en formato HDVD, con la menor cantidad de personas posibles durante el rodaje. Esto se debe a que el director, ganador del Premio Largometraje La Palma, gusta de recrear espacios intimistas en sus filmaciones.

Tal es el caso de la película “Mala muerte” (2007), proyectada durante un “cine foro” realizado el martes pasado en Cinépolis de Multiplaza. Para esta producción el cineasta reunió a seis actores españoles en una casa, empleando dos cámaras y un grupo de 30 técnicos.

Previamente, Cárcano les había pasado el guión a los intérpretes, donde se presentaba un perfil psicológico de cada personajes, además de su biografía.

Una vez las cámaras empezaron a filmar, la tarea de desarrollar la historia recayó en los actores, a quienes se les concedió completa libertad para que improvisarán.