Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Cultura

‘Gabo’ tolera biografía

PANAMÁ. . . La panorámica varía lentamente a medida que la motocicleta marca Opel, color blanco, avanza a través de la carretera que co...

PANAMÁ.

. La panorámica varía lentamente a medida que la motocicleta marca Opel, color blanco, avanza a través de la carretera que conduce al balneario de Acapulco.

Al tiempo que confronta las curvas sinuosas, el conductor juega con varias historias en su imaginación.

Súbitamente, una frase surge en su mente: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía recordaría aquella remota tarde en que su abuelo lo llevó a conocer el hielo”.

La situación que dio origen a esta célebre oración, que sirve de introducción a la novela “Cien años de soledad”, es narrada en el libro “Gabriel García Márquez: A Life”, escrito por el británico Gerald Martin.

Si bien no es una biografía autorizada, si es la única que hasta el momento ha sido “tolerada” por Márquez.

A este profesor universitario y crítico literario no le fue fácil convencer al Nobel colombiano de que lo dejara escribir su biografía. “¿Qué quiere hacer con esto? ¿Está enfermo? ¡Aún no me he muerto!”, le espetó el creador de Macondo cuando le propuso la idea.

Le tomó al autor de una biografía sobre Miguel Ángel Asturias más de una hora y un par de whiskies convencer a “Gabo”. Eso sí, con una condición: de que el británico no pusiera a trabajar al literato sudamericano.

Muy pronto, el biógrafo se topó con un obstáculo que hubiera convencido a otros a abandonar la titánica tarea. Se percató de que en la vida de Márquez es muy difícil separar la ficción de los hechos que ocurrieron en realidad.

Este hecho resulta evidente, especialmente en “Vivir para contarla”, el primer tomo de memorias que escribió de su puño y letra y que nunca se ha dado la tarea de culminar. Más que una autobiografía, la obra parece un extracto de “Cien años de soledad”.

Con el afán de corroborar qué hechos eran verídicos y cuáles eran productos de la fecunda imaginación del escritor, Martin realizó 300 entrevistas a lo largo de 20 años.

Además de reunirse con la madre de “Gabo”, Martin entrevistó a políticos como Fidel Castro y Felipe González, y escritores como Carlos Fuentes (Márquez estuvo presente cuando el mexicano celebró su cumpleaños número 80 el año pasado) y Vargas Llosa.

Y es precisamente el autor de “La ciudad y los perros” el protagonista de unos de los capítulos más interesantes y controvertidos de esta biografía: el supuesto puñetazo que le propinó a “Gabo” durante una acalorada discusión sobre política.

Martin cuestionó a varios de los posibles testigos de este suceso.

No obstante, los únicos que saben a ciencia cierta qué ocurrió durante esa visita a México acaecida en 1976 son los dos novelistas.

Los desvelos de Martin han conllevado a un retrato inconcluso.

¿La razón? A pesar de que el último libro escrito por Gabo fue publicado hace cinco años (“Memorias de mis putas tristes”) el escritor se mantiene activo en sus viajes y tertulias culturales e intelectuales.

Escrita en inglés, “Gabriel García Márquez: A Life” fue presentada recientemente en la ciudad de Nueva York.

Una versión en español llegará a las librerías en el mes de octubre.