Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Cultura

Posibles efectos

ESTUDIOS. Aunque la radiación de frecuencias bajas se consideraba inofensiva, cada vez más estudios científicos demuestran que puede pr...

ESTUDIOS. Aunque la radiación de frecuencias bajas se consideraba inofensiva, cada vez más estudios científicos demuestran que puede producir cambios eléctricos en la membrana de todas las células del cuerpo, alterando los flujos celulares de algunos iones, sobre todo el calcio, lo que podría tener efectos biológicos importantes. Así, los detractores de la telefonía celular exponen que éste puede ser el origen de disfunciones como: insomnio, depresión, trastornos de atención y memoria, presión arterial alta (hipertensión), variaciones en ritmo cardíaco y aparatos que lo regulan (marcapasos), ojo seco y visión borrosa, calambres y dolor articular, piel seca, distintos tipos de cáncer, sobre todo leucemia, alteraciones neurológicas y del aparato reproductor, malformaciones fetales.

No obstante, tomando en cuenta las notificaciones por parte de la OMS y el acuerdo al que llegaron los fabricantes de teléfonos celulares, en que convinieron mantener bajos los índices de radiación que emitían sus productos, no debemos alarmarnos. A fin de cuentas existen organismos reguladores e instituciones de salud que están al pendiente de que se cumplan los requisitos de seguridad en estos aparatos.

Científicos de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Hong Kong desarrollaron un material “delgado, ligero y barato” con el que se puede bloquear hasta 90% de las radiaciones de los teléfonos móviles.