Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Cultura

Multitudinario funeral

LOS ÁNGELES. El solemne homenaje público a la memoria de Michael Jackson exaltó la humanidad y el talento del "rey del pop" y tuvo su m...

LOS ÁNGELES. El solemne homenaje público a la memoria de Michael Jackson exaltó la humanidad y el talento del "rey del pop" y tuvo su momento más emotivo cuando su hija Paris Michael Katherine, de 11 años, rompió a llorar al recordar a su padre.

La gala, de más de dos horas y seguida por televisión por millones de personas en todo el planeta, culminó cuando la familia tomó el escenario del Staples Center para cantar en compañía de otros artistas los clásicos de Jackson "We Are The World" y "Heal The World" antes de dirigirse a los más de 17.000 asistentes.

El inesperado testimonio de Paris Jackson eclipsó el resto de declaraciones, al ser el primer pronunciamiento público de uno de los protegidos descendientes del cantante para quien también tuvieron palabras de afecto Jermaine y Marlon, hermanos del artista.

La TV y la internet permitió a millones de seguidores ver la ceremonia, que se transmitió en vivo de Tokio a París y el resto del mundo por Internet. Algunos de los amigos más cercanos Elizabeth Taylor, Diana Ross y Quincy Jones, faltaron al homenaje público, por diversas razones, principalmente emotivas.

Un área de 300 metros a la redonda del coliseo estuvo acordonada para contener la concentración de más de 700.000 personas. En el futuro puede que haya más tributos, pero con Jackson muere una era.