Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Cultura

Terapia con medicamentos para dejar de fumar

EL TABACO ES. el único producto de consumo que mata a más de la mitad de sus consumidores habituales; los productos del tabaco y sus de...

EL TABACO ES. el único producto de consumo que mata a más de la mitad de sus consumidores habituales; los productos del tabaco y sus derivados son responsables de más de cinco millones de muertes anuales en todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de no desarrollar estrategias eficaces para disminuir esta cifra, para el año 2025 el tabaco matará anualmente a diez millones de personas, de las cuales siete millones se producirán en los países en desarrollo.

Solamente en América Latina y el Caribe, el tabaquismo mata a 600.000 personas al año.

La OMS pronostica que las muertes causadas por el tabaco en esta región se triplicarán en 20 años.

A estos datos se debe agregar que en Costa Rica mueren diez personas por día víctimas del tabaquismo.

En esta coyuntura, autoridades de salud de Latinoamérica coinciden en que para dejar el cigarrillo exitosamente es necesario recurrir a un tratamiento de apoyo conductual (guiado por un especialista), acompañarlo con un medicamento.

Entre los tratamientos farmacológicos, la Vareniclina (cuyo nombre comercial es CHAMPIX) ha demostrado hasta ahora ser el más efectivo. Estas tabletas, desarrolladas por Pfizer, ayudan a los tabaquistas a dejar de fumar. La compañía también ha creado una plataforma de apoyo conductual para los pacientes en proceso de cesación denominada www.libredecigarro.com, a través de la cual se le brinda información y acompañamiento a la persona que está dejando de fumar.

En la ciudad capital y algunos lugares del interior la Asociación Nacional Contra el Cáncer (ANCEC), ofrece unas clínicas donde se brinda apoyo psicológico y una serie de recomendaciones para las personas interesadas en abandonar este terrible hábito que tiene consecuencias terribles para la salud, muy documentadas en el área de la investigación científica.

La farmacología y el apoyo de personal idóneo puede contribuir con el paciente a reducir la irritabilidad, ansiedad y cansancio, que son algunas de las causas que impide que los fumadores dejen el cigarrillo.