Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Cultura

Colores para adelgazar

M e pregunto qué piensa una persona al leer un titulo así. Negro. Negro. Negro. Incierto. Incierto. Incierto. Impreciso. La realidad es ...

M e pregunto qué piensa una persona al leer un titulo así. Negro. Negro. Negro. Incierto. Incierto. Incierto. Impreciso. La realidad es que los juegos de luz y sombra en que se basa la teoria del color nos parece indicar que si no hay luz, se aleja o empequeñece lo que queremos disimular u ocultar. Si, pero No. No necesariamente. El azul marino o azul oscuro, que justamente leía hace días que es el color que tiene la mente de Claudia Szerer ocupada estos días en su atelier de alta costura, es un color que adelgaza muchísimo, cuidado y más que el negro en muchas ocasiones. Ademas, es un color universal y neutro para las mujeres de este lado del mundo (lease: no rubias, palidas, ojiazules).

Me dicen amigas con exceso de peso que blanco, jamas. Bueno, más delgada se verá con un atuendo blanco de pies a cabeza en líneas rectas y armadas que con un dos piezas en dos colores llamativos y con exceso de genero o tela. La monocromía está subestimada. No solo es elegante sino que al negar cualquier interrupción alarga el plano y hace lucir más alta o esbelta a la persona.

Ahora? cuidado. Estas reglas no son absolutas ni excluyen otros aspectos a tener en consideración, como el sentido de la moda, el estilo y la personalidad. No da siempre para vestir toda de morado ardiente, o de rojo histérico o amarillo cerrado. La monocromía es más elegante y atinada en colores versatiles.Para adelgazar o disminuir proporciones: huirle a los estampados grandes. Esta regla es elemental, no podemos olvidarla.

Faldas. Minifaldas. Faldas largas. Para achicar o disminuir medidas visualmente, las minifaldas son un no-no. Las faldas a la rodilla o más largas en corte A sin mucho vuelo son las ideales. Aquí hay un punto de crisis: la falda corta a la silueta y el uso de zapatos chunky, con muchas tiras o de un color dramático comparado con la piel pueden engordar el área (pantorrillas, tobillos).

Si bien es recomendable usar siempre calzado del tono de la prenda de ropa más cercana (falda, pantalón), en el caso de querer lucir más delgadas y estilizadas, no hay mejor opción que unas sandalias delicadas, muy altas (tacón, no cuña), de tiras delgadas, un solo tono: piel. Con un trajecito negro de coctel a la rodilla, el look es elegantísimo y a la vez favorecedor.

Otra herramienta maravillosa son los encajes en tono piel, plata o champaña, pues visten y a la vez no “interrumpen” la línea, permitiendo lucir más largas. Y al final del día, no es eso lo que buscamos? Curvas, pero no demasiadas. Sex Appeal , pero no llantitas. Etc. Etc. Etc.