Temas Especiales

29 de Jun de 2022

Cultura

Arte en el Muro de Berlín

BERLÍN. Berlín inauguró ayer viernes una sección restaurada del Muro de Berlín que era una obra de arte al aire libre, que fue pintada d...

BERLÍN. Berlín inauguró ayer viernes una sección restaurada del Muro de Berlín que era una obra de arte al aire libre, que fue pintada de nuevo por artistas para recrear cómo era la pieza hace dos décadas y celebrar así el 20° aniversario de la caída de la construcción emblemática de la Guerra Fría.

La sección del muro, conocida como Galería del lado Este, es paralela al río Spree y mide aproximadamente 1,3 kilómetros. Ahora convertido en una atracción turística, el muro muestra imágenes famosas como un automóvil que parece saltar a la calle y el simbólico beso fraternal comunista entre el ex líder soviético Leonid Brezhnev y su compatriota de la entonces Alemania Oriental, Erich Honecker.

El muro repintado es “un documento que permite a las futuras generaciones pensar por ellas mismas.. lo que significó el muro”, dijo el alcalde Klaus Wowereit durante la ceremonia de inauguración.

La sección se convirtió en una obra de arte al aire libre después de que la comunista Alemania del Este abriera sus fronteras el 9 de noviembre de 1989. La mayor parte del resto del muro fue destruido rápidamente. La Galería del Lado Este se mantuvo, pero con el tiempo su condición empeoró y su pintura empezó a desaparecer.

Durante el último año, casi 90 artistas de todo el mundo se reunieron en la capital alemana para repintar sus creaciones originales.

Los artistas “han logrado por segunda vez mostrar la genuina euforia de 1990”, dijo Kani Alavi, quien dirige la Asociación de Artistas de la Galería del Lado Este.

“Veinte años después de la caída, la Galería del lado Este lucha aún por la democracia y los derechos humanos”, añadió. “Cada uno (de los artistas) tuvo su propia percepción de la caída del muro”, dijo Wowereit. “Creo que esta naturaleza internacional, estos distintos puntos de vista y esta variedad son el secreto del éxito de esta gran exhibición al aire libre”.

La restauración costó más de dos millones de euros (tres millones de dólares).

El tramo del Muro está en una zona algo inhóspita de Berlín y queda a años luz de lo que fue la Franja de la Muerte en sus 28 años de existencia: 155 kilómetros que encorsetaron el Berlín occidental y a cuyo alrededor regía la orden de disparar a matar contra quien tratara de huir al oeste. Hoy es un punto de gran afluencia turística, como el Checkpoint Charlie, antiguo punto de control fronterizo.