Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Cultura

A la sombra del terror

En su desgarradora novela coral, intitulada La piel del zorro , la reciente ganadora del Premio Nobel de Literatura, Herta Müller, escri...

En su desgarradora novela coral, intitulada La piel del zorro , la reciente ganadora del Premio Nobel de Literatura, Herta Müller, escribe con la “concentración de la poesía y la franqueza de la prosa, el paisaje de los desposeídos”.

La autora alemana nacida en Rumania desmenuza en una narración poética la realidad cruel y sórdida, las prohibiciones, las privaciones, el asedio diario, la desesperanza de una existencia cotidiana donde se amanece con el miedo de llegar vivo a la noche. Müller plasma 30 años bajo la cruenta dictadura que le costó la vida a varios de sus amigos. “Abajo en el suelo, donde el zorro es el cazador, los dedos pegan las patas cortadas a la piel”, escribe la literata.

Esta obra maestra se centra en la existencia de dos amigas que toman dos rumbos distintos: Adina es una maestra de pueblo opuesta al régimen. Es perseguida, por lo que tiene que exilarse. Su amiga Clara trabaja en una fabrica estatal donde el jefe abusa de las trabajadoras. Clara es amante de Pavel Murga, un abogado casado, un agente del servicio secreto que tortura y persigue a los disidentes. Su mirada es la del cazador. Adina le recrimina a Clara cómo se acuesta con un monstruo, le grita que es igual a él, que no quiere verla mas. Clara aborta el hijo.

Presenciamos la trágica vida en la ciudad rumana bajo la tiranía del dictador Ceaucescu. El poder lo detectan los delatores: “El dictador estuvo una vez en la opera y dijo: un escenario lleno de gente, lleno de instrumentos y no se oye casi nada. Uno toca y los otros están sentados alrededor. Al día siguiente disolvieron la orquesta”.

“Mi madre ya fue siempre mi abuela. Cuando empezó a envejecer yo aun era una niña. Dijo Clara. Cuando empezó a envejecer, su marido empezó a mantenerse joven. A su lado, él era cada vez mas joven. Como si mi madre se hubiera dejado marchitar por él”.

Müller destaca las duras condiciones de vida en ese país bajo el régimen comunista de Nicolás Ceausescu. Plasma la manera cómo una dictadura deteriora y descompone toda forma de relación humana.

Escritora comprometida, Müller protesta contra la opresión y la colaboración. Recoge las voces de los oprimidos, torturados y desaparecidos de todos aquellos que viven en una dictadura y son despojados de toda dignidad. Trata la soledad del ser humano, en una pantomima furiosa que permanece atemorizada. La piel del zorro se centra en su experiencia bajo la dictadura, donde el sufrimiento colectivo. Consta de 32 capítulos presentados en forma de cuentos. La acción transcurre en los últimos años de Ceaucescu, caracterizados por el odio y la intolerancia. Narra la vida bajo el terrorismo de Estado, una especie de lógica maldita a lo vivido.