Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Cultura

Prenda ícono de la feminidad

P ara uso diario, para hacer deporte, para ir a una fiesta, para una blusa escotada, para dormir, para un traje de noche, para tierra ca...

P ara uso diario, para hacer deporte, para ir a una fiesta, para una blusa escotada, para dormir, para un traje de noche, para tierra caliente; con relleno de aire, de agua, de gel o de espuma; de encaje, de microfibra, de algodón, de lycra , de realce ajustable, de tiras de colores, de posición variable… en fin, las opciones son tantas que es fácil entender por qué resulta tan complicado escoger el mejor para su tipo de busto y más aún si a esto le suma que la forma de sus senos puede no ser precisamente la que trae el molde.

Empecemos por determinar si realmente está usando la talla y la horma correcta. Si responde a una o varias de estas cinco preguntas con un sí, entonces piense seriamente en invertir su dinero en un nuevo brasier porque de seguro lo está necesitando.

1. ¿Las tiras o varillas le lastiman o le dejan marcas?

2. ¿La parte de atrás se le sube o le forma protuberancias en la espalda?

3. ¿La piel se le hunde en el contorno o en los hombros?

4. ¿Al levantar los brazos siente que “todo” se le sale por los lados?

5. ¿Cuando practica un deporte o camina rápido sus senos se mueven en exceso?

Efectivamente, el que usa no es el adecuado. ¿Entonces qué hacer? Según los expertos, puede evitar estas molestias si antes de comprar determina exactamente su talla, la copa adecuada para su tipo de busto y si su prioridad es la comodidad. En este sentido, lo mejor es que pida la ayuda de una asesora en la tienda de su preferencia. Esto porque es probable que si se toma las medidas usted misma, el resultado no sea preciso. Además, ellas están capacitadas para darle más información al respecto.

Una vez tenga clara la medida del contorno (32, 34, 36, 38…) y de la copa (A, B, C, D…), entonces piense en el material y el tipo de soporte que busca.

¿Y el modelo?

Para busto caído. Elija uno que haga presión abajo del seno, por ejemplo con relleno en la parte baja de la copa.

Para busto pequeño. Los redondos o de copa entera y con rellenos laterales son los más recomendados en este caso.

Para busto grande. Busque unos que tengan varillas y tiras anchas que le den soporte.

Para senos separados. Prefiera uno con refuerzo en el centro y con rellenos laterales en las copas. No use los que tienen el cierre adelante.

Para senos desiguales. Los ideales son los de tiras ajustables, de tal manera que pueda subir uno más que el otro. Si la diferencia es muy notoria, busque uno con almohadillas removibles y retire la del seno más grande. ©PUBLICACIONES SEMANA