Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Cultura

Tips para llevarte bien con tu suegra

Si tienes hijos, no seas hostil con tu suegra. Si ella los trata bien, entonces no es tan horrible como parece. Sin embargo, si es grose...

Si tienes hijos, no seas hostil con tu suegra. Si ella los trata bien, entonces no es tan horrible como parece. Sin embargo, si es grosera con ellos porque no te quiere, aléjalos de ella. Los niños se impresionan fácilmente y no lo van a entender. Habla con tu esposo, utiliza ejemplos claros.

Si ella te habla por teléfono y no quieres responderle, devuélvele la llamada. No hay nada peor que jugar ese juego pasivo-agresivo. No va a ayudar en nada si la ignoras. Llámala y conversa breve pero amablemente.

También recuerda que ella siempre te verá diferente que a su hijo, si hay algo que resolver o palabras para corregir el mal comportamiento de tu suegra, permite que tu esposo hable con ella.

Recuerda que probablemente no tenga nada contra ti personalmente. Tu suegra extraña a su bebé y ella odiaría a cualquiera que se lo llevara.

Generalmente no eres tú el problema. Ella te ve como su enemiga que se llevó a su bebé y trata de asustarte para quedarse con él.

Permite que los dos pasen algún tiempo juntos sin ti, y habla con tu esposo antes de irse y pídele que le diga a ella que aún es su bebé y que siempre la amará, lo que sucede es que ahora está casado y ustedes dos necesitan más espacio para ser marido y mujer.

Ten en cuenta que después que el último hermano nació, tu suegra esperó años para que uno se casara, erróneamente esperando ‘ganar’ otro hijo o hija que fuera igual a su retoño, y ahora está enojada de que no sucediera como esperaba.

Recomendaciones útiles

No te ates a ella. Si tu esposo y tú son felices, entonces ¿por qué arruinarlo? No te quejes constantemente de ella.

Cuando tu esposo te diga algo sobre ella, no te pongas brava y empieces a arrematar contra ella. Solo asiente con la cabeza y sonríe, entonces cambia de tema. Así de simple.

No le declares la guerra. Se toleran algunas indirectas. Pero eso de gritar y vociferar no es bueno. Si algún día te descubres gritándole, entonces has ido demasiado lejos.

Una regla general: si la estás tratando como tratabas a tu propia madre cuando atravesabas la adolescencia, entonces el desprecio es demasiado claro.

No permitas que te controle tu vida. Si has tratado honestamente de ganártela, y aún te odia, tienes dos opciones:

1. Habla con ella. Dile: ‘Siento que no le caigo bien. ¿Qué fue lo que hice?’.

2. ¡Sigue tu vida! Tu suegra es solo una pequeña parte de tu vida. Sal a trabajar, educa a tus hijos, ama a tu esposo, cuida a tus propios padres. No permitas que una persona negativa venga a arruinar todo.

No permitas que tus hijos la odien. Si tu esposo tiene hermanos o hermanas, no los veas como enemigos, son los tíos de tus hijos.

No olvides que ellos necesitan crecer en un ambiente apropiado.

www.dracaroline.com