Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Cultura

El top cien

a revista Rolling Stone ha elegido ‘A Day in the Life’, compuesta por John Lennon y Paul McCartney, como la mejor canción de la banda br...

a revista Rolling Stone ha elegido ‘A Day in the Life’, compuesta por John Lennon y Paul McCartney, como la mejor canción de la banda británica The Beatles entre una lista de cien temas en la que la siguen otros tan conocidos como ‘I Want to Hold Your Hand’ y ‘Strawberry Fields Forever’. Esas canciones ocupan los tres primeros puestos de un ranking elaborado para una edición de coleccionista con la que esta publicación quiere celebrar el 40 aniversario de la edición del último disco del grupo, Let It Be (1970). Los diez primeros puestos pueden consultarse en la página web de la publicación estadounidense. El músico británico Elvis Costello es el encargado de escribir la introducción de la revista dedicada al ‘mejor grupo de todos los tiempos’, según Rolling Stone. En su introducción, Costello destaca la evolución que la banda experimentó en sus diez años de existencia (1960-1970). ‘Lennon, McCartney y (George) Harrison tenían una sensacional calidad como compositores y entonces empezaron a crecer de verdad’, señala Costello en su texto, donde asegura que la banda pasó de escribir ‘letras sencillas de amor a historias adultas, como Norwegian Wood, que hablan de la cara agridulce del amor’. El músico subraya así que los cuatro de Liverpool, Lennon, McCartney, Harrison y Ringo Starr, crearon temas que hablaban ‘de ideas más importantes de las que cabría esperar de un grupo de pop pegadizo’, por lo que se aseguraron un lugar en la historia de la música. La revista define a la canción líder de la lista, ‘A Day in the Life’, incluida en Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band (1967), como ‘la mejor colaboración’ entre Lennon y McCartney, pese a que no fuera reconocida como la obra maestra de la banda hasta los años 80. Tras ella está ‘I Want to Hold Your Hand’, la primera canción que muchos estadounidenses escucharon de la banda, y ‘Strawberry Fields Forever’, en la que Lennon rememora su infancia.