Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Cultura

Iluminación Tarea clave en la decoración

La decoración de una casa es fundamental. Pero existe una temática imposible de obviar en los ambientes y esa es la iluminación.

La decoración de una casa es fundamental. Pero existe una temática imposible de obviar en los ambientes y esa es la iluminación.

En el diseño de interiores, la iluminación tiene gran impacto, una buena decoración puede convertirse en un fracaso si los espacios no cuentan con la debida luz. El hogar es donde las personas desarrollan sus vidas, por lo que es primordial una adecuada iluminación que genere un ambiente armonioso, placentero y confortable, además de propiciar buenas condiciones de seguridad y visibilidad. Las tareas del hogar en algún momento se pueden ver afectadas por falta de una iluminación adecuada. No importa la hora del día, siempre se debe tener disponible una buena iluminación natural y artificial. En esta oportunidad, hablaremos de la importancia de la luz artificial en la decoración del interior de una vivienda. La luz artificial es indispensable cuando la natural desaparece. Según la decoradora de interiores Rita García de Frochaux, la iluminación es un medio artístico que, según la técnica que se emplee, proporcionará profundidad, dimensión y drama a un espacio. Una iluminación planificada y bien ejecutada dará la sensación de comodidad necesaria para llevar a cabo las tareas diarias, de acuerdo con el estilo de vida de sus habitantes. Quien lo utiliza debe tener sensibilidad artística y el conocimiento técnico, pues el mercado ofrece una inmensa variedad de productos. Al igual que en otras áreas, la tecnología en este campo va muy rápido. Se puede decir, entonces, que la iluminación es de suma importancia estética y funcional dentro de un espacio. Lo primero que se debe tomar en cuenta para un diseño de iluminación es la ubicación de las piezas de mobiliario principales. Solamente después de definir cómo funciona el espacio, las áreas de tránsito, las paredes focales, etc., se puede comenzar a planificar un diseño de iluminación. Usualmente, las construcciones nuevas proporcionan un nivel de iluminación básico general.

Esto está lejos de ser suficiente para que un diseño de interiores logre el resultado funcional y estética deseado.

TIPOS DE ILUMINACIÓN

Iluminación general: Es aquella que proporciona un nivel apropiado de luz para poder transitar dentro de un espacio al final de la tarde, en ausencia de la luz solar. Este modo de iluminar los interiores debería ir complementado con una iluminación del tipo puntual para dar mayor confort en el desarrollo de las actividades y con menor esfuerzo visual.

Iluminación de trabajo: Este tipo de iluminación tiene que ver con las tareas que se desarrollan en el espacio, y así proporcionar la iluminación adecuada para realizarlas efectivamente. Esta es la estrategia de iluminación más práctica, destacando un área para actividades cotidianas como leer, cocinar o coser.

Iluminación decorativa o de acento: Esta iluminación, frecuentemente denominada spot lighting, tiene que ver con la parte estética de un espacio y cómo se ha planificado. Si se tiene obras de arte, estas deben ser iluminadas de manera específica con la luz apropiada. Lo que se busca es resaltar un punto importante sobre el que se quiere que recaigan las miradas. Y es que iluminar no consta sólo de poner un bombillo, pues sus dimensiones utilitarias se fusionan cada vez más con las estéticas. ‘No hay ninguna área prescrita como más importante que la otra. Todo depende de la función de cada espacio y los propósitos estéticos que nos trazamos. Lo que si hay que saber lograr es el equilibrio entre todos los componentes’, añade García de Frochaux. La iluminación es, sin duda, uno de los elementos más importantes para tener en cuenta a la hora de diseñar y decorar cualquier ambiente, precisamente, por los efectos positivos o negativos que puede producir. Asimismo, añade García de Frochaux, de no planificar adecuadamente la iluminación de los espacios, se podría terminar con un ambiente que en vez de ser un refugio funcional, en el cual nos sentimos cómodos y anhelamos llegar al final del día, causaría exactamente lo contrario y ser motivo de estrés. Lo que ocasionaría una perdida de dinero en una instalación equivocada.

La decoradora finaliza el tema diciendo que una iluminación bien lograda mejorará la calidad de vida de las personas.