Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Cultura

Estilo zen, armonía y pureza

Muchas personas tendrán la idea de que la decoración de interiores sólo se debe fundamentar en la estética. Si es usted de los que piens...

Muchas personas tendrán la idea de que la decoración de interiores sólo se debe fundamentar en la estética. Si es usted de los que piensan de esa manera, es muy probable que cambie de opinión al terminar de leer esta nota. Desde hace varios años, una de las nuevas tendencias orientales que se está imponiendo en la decoración y arquitectura es el estilo zen, una disciplina espiritual que está cosechando día a día nuevos adeptos alrededor del mundo. Según los principios del zen, la vivienda decorada con este estilo debe transmitir un ambiente de relajación, armonía, pureza, orden, tranquilidad y, sobre todo, la paz que tanto se necesita en estos tiempos modernos. Se trata de un intento por adaptar la sabiduría y costumbres orientales al ritmo de vida occidental, incluido en la decoración. Este tipo de decoración oriental pone sus esfuerzos en crear ambientes antiestrés que mejoren el estado de ánimo de los habitantes de una casa. ¿Sabe usted cuáles son los principales materiales para lograr este tipo de decoración? Según la decoradora de interiores Carmen García Villalaz, para tener un hogar zen solo ‘basta con saber disponer correctamente de los más sencillos elementos decorativos, como lo son: fuentes, piedras de río, esterillas de bambú; en fin, todos aquellos elementos orientales que ayudarán a la reflexión y el descanso del mundo exterior’. El equilibrio se logra con la utilización de pocos objetos y materiales naturales que usted debe tomar en cuenta.

MATERIALES

Los materiales más utilizados en el zen son aquellos en estado natural o poco industrializados, como madera natural, materiales de fibras naturales y piedra en lugar de la cerámica.

COLORES

El color es un aspecto fundamental en cualquier tipo de decoración que se emplee. Las tonalidades que identifican este estilo y que no deben faltar son el blanco y el beige debido a que dan un ambiente mucho más amplio y confortable. Además, se puede agregar otras tonalidades como el marrón y el negro.

MOBILIARIOS

Este estilo está en la búsqueda constante de la armonía y del equilibrio. Los muebles dentro del estilo zen deben seguir la máxima simplicidad en sus líneas. Sus formas deben ser puras y rectas, sin curvas ni elementos barrocos, cuyas características predominantes sean la comodidad y el despojamiento. Las maderas de colores claros van muy bien con el estilo. García Villalaz asegura que ‘los espacios modernos en que se utilizan los cueros y los aceros inoxidables pulidos, quedan muy bien con la decoración zen, es un contraste que nunca falla y aporta calidez y elegancia’.

ILUMINACIÓN

La iluminación es un factor clave en la ambientación de espacios zen. La luz siempre debe ser sutil e indirecta para propiciar la meditación y el descanso. En cuanto a la luz natural, se recomienda que sea de forma indirecta.

ACCESORIOS

Entre los pocos adornos que permiten estos espacios se pueden destacar los objetos de cristal o madera. Otra opción serían los adornos de inspiración budista, los cuales encajan perfectamente en el hogar de estilo zen. El agua es un elemento muy representativo en esta decoración, por lo cual una fuente no debe faltar. Los biombos y las puertas japonesas pueden complementar la decoración. Asimismo, se recomienda el incienso y las velas con aromas suaves como los mejores aliados para dar olor y color a los espacios de su vivienda. Por último, recuerde que las cosas más simples de la vida suelen ser las que más placer proporcionan, así que no necesita gran cantidad de objetos a la hora de decorar su hogar con el estilo zen, lo importante es buscar la simplicidad que expresan los elementos.