Temas Especiales

24 de May de 2020

Cultura

Apasionados por la aviación

PANAMÁ. Cada año, diseñadores, ingenieros y maestros relojeros se suman nuevamente en la aventura de diseñar, fabricar, ensamblar y ajus...

PANAMÁ. Cada año, diseñadores, ingenieros y maestros relojeros se suman nuevamente en la aventura de diseñar, fabricar, ensamblar y ajustar los relojes pulsera Bell & Ross. Desde 1992 esta firma se ha destacado por dejar huella dentro de la gran tradición relojera suiza respondiendo a las exigencias de hombres expuestos a situaciones extremas.

Si bien la marca nació de la pasión y la obsesión por entregar el reloj más confiable a los profesionales, esto sólo lo logran mediante cuatro principios los cuales se encuentran presentes en cada diseño de reloj: legibilidad, funcionalidad, precisión y fiabilidad.

Debido a que las piezas son dirigidas a profesionales, todos los relojes que producen se adhieren a las estrictas especificaciones militares.

Sus altos estándares han sido reconocidos por muchas organizaciones profesionales, siendo Bell & Ross actualmente el proveedor oficial de relojes para el laboratorio de misión espacial, submarinistas, pilotos de la fuerza aérea, entre otros.

Según Stacie Orloff, presidente de las Americas de Bell & Ross, para competir en un mercado saturado la firma se ha distinguido por tener una perspectiva de diseño muy fuerte y una forma muy diferente que se mantiene fiel a su estilo. ‘No estamos tratando de abarcar todo para todo el mundo, más bien estamos siendo fieles en centrarnos en el diseño como principal característica y luego en la calidad’, explica.

Entre tantas marcas de relojería de lujo existe algo que mantiene único a Bell & Roos. ‘Tenemos una forma muy icónica. Tomamos la inspiración de los cuadros de mando del avión y trasladamos este diseño a la muñeca. Es una forma única y con la cual somos fácilmente identificables. Las personas saben apreciar eso, pues existen diferentes diseños y técnicas para hacer relojes, pero no hay otro reloj con un diseño así’, asegura.

En cuanto a las colecciones de la firma, éstas se dividen en tres categorías. Como un tributo al servicio de los hombres, y en particular a los pilotos, que fueron los primeros profesionales que consideraron el reloj de pulsera como una herramienta para ayudarlos en el desempeño de sus funciones, Bell & Ross ha creado Vintage, una línea que redefine las líneas y estilo, ambos clásicos en su forma y modernos en su diseño. Por su parte, la colección Aviación, tal y como su nombre lo indica, está dirigida a los pilotos, sin embargo, ya no es exclusivamente reservado para los profesionales, pues se ha convertido en un reloj ícono para el deleite de los coleccionistas de serie limitada y relojería fina. Mientras que la línea de Buceo presenta modelos resistentes al agua a los mil metros, legibles en la oscuridad de las profundidades, equipados con una válvula de descompresión y un bisel ajustable.