Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Cultura

Suegras metiches ¿Qué hacer?

PANAMÁ. Problemáticos, entrometidos, mandones, sobreprotectores y cómo no, criticones a sus anchas. Ésta es la mala fama que, con o sin ...

PANAMÁ. Problemáticos, entrometidos, mandones, sobreprotectores y cómo no, criticones a sus anchas. Ésta es la mala fama que, con o sin razón, se han ganado tanto la suegra como el suegro en la cultura desde hace muchísimo tiempo.

Yernos y nueras se quejan por igual de cómo estas ‘figuras malvadas’ se meten demasiado en sus asuntos hogareños y conyugales. Los visitan a cualquier hora, les dicen cómo deben cocinar, en qué deben invertir sus finanzas, y casi hasta parecen obligarlos a criar a sus hijos de la forma que a ellos les complace. En fin, que estos suegros insufribles no respetan límites, espacios ni roles.

LA RAÍZ DEL PROBLEMA

Buena parte de los conflictos entre suegras y nueras en específico surgen porque las primeras se niegan a cortar el cordón umbilical con sus hijos.

Esto es lo que en la psicología se conoce como ‘codependencia emocional’, según aclara el psicólogo Luis Sánchez. También advierte que muchas madres sobreprotegen a sus hijos sin importar que ya sean unos adultos hechos y derechos.

Casos de mamitis aguda como estos terminan interfiriendo en la vida de pareja y sin duda, abonan a una relación difícil con las suegras.

Eso se da mucho en la cultura latina, que es una sociedad matriarcal en donde la madre todavía domina a sus hijos y se impone ante ellos, ‘aquí no estamos hablando de niños pequeños, sino de hijos maduros de 40 y 50 años que le tienen que preguntar a la mamá qué hacer. Algunos matrimonios se vienen abajo por eso’, lamenta el especialista.

¿QUÉ HACER?

Para evitar contratiempos en la relación de familia, la suegra debe evitar inmiscuirse en la vida y la toma de decisiones de la pareja y no actuar por su cuenta propia sin pedir autorización, porque afecta la integridad del matrimonio, ‘cuando la actuación de la suegra interfiere en las decisiones de la nueva familia, ocasiona problemas por la falta de privacidad en la nueva unión, provocando conflictos maritales’ , asegura el psicólogo Raúl Porte.

MARCAR LÍMITES CLAROS

El papel de la suegra es fundamental para el equilibrio y la estabilidad de las relaciones familiares, siempre y cuando queden muy claras sus responsabilidades para que no sobrepase los límites de privacidad y de decisión de la pareja.

Para el especialista Porte, el rol adecuado y sensato que tiene la suegra en la relación familiar es como el de cualquier otra persona cercana a ellos, brindándoles ayuda cuando lo requieran y cuando de su parte sea posible brindarla, ‘siempre buscando colaborar en la felicidad de los hijos sin entrometerse en el terreno de las decisiones’.

ALGUNOS CONSEJOS

El doctor Porte brinda una serie de consejos para que la relación con sus suegro pueda ser más llevadera.

Antes que nada, converse con su pareja honestamente y pídale que hable con sus padres para que ayuden a relajar la relación. Si no resulta, usted deberá hablar con sus suegros para aclarar los malos entendidos.

Tenga en cuenta que siempre debe decir lo que piensa, si sus suegros no están de acuerdo hágase respetar de manera clara y sin provocar, es la mejor manera de que lo tomen en serio.

Olvídese de buscar su aprobación para todo y tenerlos contentos; si el hijo no ha podido conformarlos con la elección de su mujer, usted tampoco lo logrará, haga lo que haga.

Ante todo recuerde que sus suegros son los padres de la persona que ama, y si tiene hijos, ellos son sus abuelos; así que tenga paciencia con ellos.