19 de Oct de 2021

Cultura

A pesar del miedo

‘ Da miedo, pero me encomiendo a Dios’, dice Irene Villalaz encargada del inventario y de abastecer diariamente de explosivos a las cuad...

‘ Da miedo, pero me encomiendo a Dios’, dice Irene Villalaz encargada del inventario y de abastecer diariamente de explosivos a las cuadrillas del departamento de voladuras de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), traduciendo quizás con esa frase el sentimiento – no siempre explícito – de sus compañeros de trabajo. Ella es la única mujer que integra un grupo de personas con nervios de acero que día tras día trabaja manipulando uno de los materiales más peligroso, sensitivo y destructivo que existe y gracias al cual la ampliación de la vía interoceánica es hoy una realidad. + 6D y 7D