28 de Oct de 2021

Cultura

‘Dije que sí antes de leer el guión’

LOS ÁNGELES. La actriz española Penélope Cruz tenía tantas ganas de trabajar de nuevo con Johnny Depp y Rob Marshall que se embarcó en l...

LOS ÁNGELES. La actriz española Penélope Cruz tenía tantas ganas de trabajar de nuevo con Johnny Depp y Rob Marshall que se embarcó en la cuarta entrega de Pirates of the Caribbean sin conocer el argumento, según explicó en una entrevista con Efe. ‘Dije que sí antes de leer el guión. En mí, eso no es muy normal’, comentó la madrileña al término de una maratoniana jornada de promoción del filme en un hotel de Beverly Hills, en Los Ángeles, el día previo al preestreno mundial de Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides en el parque Disneyland del sur de California. Ganadora de un Óscar por Vicky Cristina Barcelona (2008) y nominada a otras dos estatuillas por Volver (2006) y Nine (2009), Cruz cambió de repertorio para encarnar en la popular saga a una seductora pirata llamada Angélica cuyo destino aparece muy vinculado con el del protagonista, el capitán Jack Sparrow (Depp). ‘Quería ser parte de este tipo de películas, poder ver desde dentro, como fan del cine que soy, cómo se lleva a cabo un tipo de producción así, tan gigantesca. Había hecho alguna película de acción pero nunca algo tan grande como esto’, afirmó la actriz de títulos como Sahara (2005) y Bandidas (2006). El filme ha dejado tan buen sabor de boca en Cruz, que admitió que estaría encantada de repetir con Rob (Marshall) y con Johnny (Depp) en futuros proyectos, ya sea en la quinta secuela de Pirates, de la que ya existe un primer borrador, o en cualquier otra historia.

La intérprete señaló que no tiene firmado ningún compromiso para continuar en la franquicia, aunque el destino de su personaje queda abierto en la conclusión de On Stranger Tides, un relato que gira en torno a una carrera contrarreloj para encontrar la fuente de la eterna juventud. ‘Nadie sabe qué pasará en la siguiente, está todo en el aire’, comentó la actriz que coincidió con Depp por primera vez en Blow (2001) y trabajó a las órdenes de Marshall en Nine, justo cuando el director supo que estaría al timón de la cuarta parte de Pirates. Más allá de su papel, la artista hizo de asesora del cineasta y del equipo de casting para contratar a los actores españoles que se sumaron al reparto. Stranger Tides se estrena en todo el mundo la tercera semana de mayo y Penélope Cruz tiene previsto hacer una pausa hasta julio, cuando grabará durante dos semanas para el nuevo filme de Woody Allen ambientado en Roma.

Luego regresará al set a finales de año para filmar Venuto al mondo con el cineasta italiano Sergio Castellitto, con el que ya trabajó en Non ti muovere.

Más allá de ese horizonte los planes de la actriz pasan por descansar e incluso baraja la posibilidad de tomarse un año sabático en 2012 o volver a rodar en España. ‘No lo sé, voy decidiendo a medida que voy leyendo material’, apuntó la actriz, que no dudaría comprometerse nuevamente con un proyecto de Pedro Almodóvar.