Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Cultura

‘Euphoria’ Tour 2011

PANAMÁ. Desde las 8:00 de la noche el público ya empezaba a entrar al salón principal, donde se llevaría a cabo el tan esperado conciert...

PANAMÁ. Desde las 8:00 de la noche el público ya empezaba a entrar al salón principal, donde se llevaría a cabo el tan esperado concierto que brindaría este gran artista español. Dentro de la multitud se podía observar personas de todas las edades, desde niños hasta adultos, unos llegaban con sus parejas, con amigos/as y otros solos, para ellos lo importante era ver a Enrique Iglesias en escena.

Mientras el público esperaba a que diera inicio este gran espectáculo algunos aprovechaban para tomarse fotos, conversar y pedir su trago favorito que oscilaban desde los $3.00 en adelante. Se hacían las 9:30 de la noche y ya se veían las caras largas, las personas ya quería ver acción en la tarima. Más tarde a las 10:10 de la noche se apagaron las luces y los gritos se hacían notar en todo el recinto cuando aparece Joey Montana con su grupo de bailarines y la canción ‘Tus ojos no me ven’ luego saludó a la multitud con estas palabras ‘Muchas gracias’. ‘Es un gran placer volver a mi país y les agradezco ese apoyo que me han brindado’, luego continuó con su repertorio con canciones como: ‘Sin ti’, ‘La Melodía’, ‘Será imposible’, ‘Si muriera mañana’, ‘No lo vuelvo a hacer’, entre muchas otras. Lo cierto es que Montana contagió a todos con sus ritmos y bailes. El artista demoró una hora deleitando al público panameño con sus más recientes temas.

PRESENTACIÓN

Ya eran las 11:00 de la noche, se veían los tragos que iban y venían, a pesar de la hora aún se veía llegar más público al área. Pero, la desesperación ya comenzaba a notarse, algunos se paraban en las sillas, otros bostezaban en sus puestos (ya tenían sueño) como no, ya era cerca de las 11:45 pm y el artista nada que se presentaba. La expectativa era enorme.

Cuando de repente todo se apagó nuevamente y se tornó oscuro los gritos no se hicieron esperar, el juego de luces era espectacular, se bajó el telón blanco que colgaba en la mitad del escenario-con dos pantallas gigantes en el fondo – cuando apareció Iglesias con la canción ‘Tonight’ uno de los temas de su reciente álbum Euphoria. Además, estaba vestido con un pantalón Jeans gris, sin dejar atrás su exótico suéter pegado al cuerpo también de color gris, una gorra negra y sus famosas botas negras que lo hacen notar en cada uno de sus conciertos. Era tanta la alegría de ver al artista que las personas se paraban en sus asientos para tomarle fotos con sus celulares y cámaras. Todos querían llevarse un recuerdo de él. Seguidamente complació con otros temas como: ‘No me digas que no’, ‘Bailamos’. Este era apenas el abrebocas, hizo una pausa, luego vinieron sus cortas palabras con su acento español ‘Buenas noches Panamá’, vamos a recordar el año 1995’ allí interpretó la canción ‘Por Amarte’. Luego se dirigió a la multitud nuevamente y dijo: ‘Que tal Panamá, muchas gracias por estar aquí’. Voy hablar mucha ‘mierda’ esta noche, porque estoy contento’.

CHARLA AMENA

Sus fans gritaban y gritaban, luego se acercó más a su público y aló del brazo a una señora de nombre Lurdes y la subió al escenario, le hizo una serie de preguntas íntimas que hicieron reír a todos los asistentes, y era tan amena la conversación que hasta se tomaron un par de tragos de whisky juntos, por cierto Ricardo el esposo de Lourdes también participó de esa pequeña charla junto a Iglesias, a quienes les dedicó la canción ‘Nunca te olvidaré. ¡Muy afortunados no! Que chica no hubiera desead estar allí en esos momentos con este gran artista, que arrasó con los Billboard Latinos este año.

Durante ese interludio Enrique siguió su repertorio con otros temas como: ‘Héroe’, ‘I like it’, ‘Cuando me enamoro’ canción que dedicó a Panamá. Era tan emotivo este encuentro que sus fans le lanzaban, papeles con notas, bufandas, toallas, hasta brasier, lo que tuvieran en mano tratando de llamar la atención de la estrella. Mientras tanto ya en los minutos finales de su presentación, salieron al aire un sin número de serpentinas y humo en toso el escenario. Pero, el artista no podía irse sin antes dejar una huella en sus fans y aló del brazo a una chica del público de nombre Lulú mientras le cantó ‘Héroe’, muy motivo el encuentro. Muchas lloraron y rieron con cada una de las interpretaciones del artista que dedicó 17 canciones a sus fieles seguidoras y con un ‘Gracias Panamá’ se despidió Iglesias a la 1:35 de la madrugada. Definitivamente fue un concierto de lujo y de mucha emoción.