Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Yo quiero ayudar

Según la creencia generalizada de los adultos: ‘el joven panameño sólo se interesa por vivir la vida en el momento y muy pocas veces lev...

Según la creencia generalizada de los adultos: ‘el joven panameño sólo se interesa por vivir la vida en el momento y muy pocas veces levanta la cabeza para ver la realidad que lo rodea’. Pero eso está cambiando. Hay jóvenes que, en sintonía con el mundo, se animan a trabajar temas conflictivos e idean soluciones a problemas sociales. Así lo demuestra la respuesta a una reciente convocatoria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el proyecto ‘Armando Paz’. El organismo decidió apoyar proyectos de jóvenes, mediante un concurso donde los ganadores tendrían seguimiento, asesorías y participarían en las conferencias del Foro Regional de Juventud, en Guatemala. Los ganadores fueron 15 chicos, con 6 proyectos de emprendimiento.

CADENA CONTRA EL SIDA

Rita Banús y Catherine Quinteros son dos chicas que llevan a cabo un proyecto llamado ‘Conjugando Equidad’. ¿De qué se trata? Enfocadas en el tema de igualdad de genero, proponen juntar a treinta personas que ayudan a comunidades indígenas, marginales, rurales, etc., y capacitarlas para que puedan multiplicar ese objetivo en sus pueblos o barrios. El lema es ‘formar una cadena’, comenta Rita Banús con gran seguridad.

Y aclara, segura de que la lectura desde el prejuicio puede sesgar la mirada, que ‘no es un tema contra el machismo o a favor del feminismo, si no que parte de la gran cantidad de casos de SIDA que hay en Panamá’. Ellas presumen que el avance del contagio tiene que ver con ‘la gran desigualdad de genero’, que limita el acceso al conocimiento. Y esperan que capacitando a líderes pueda haber más y mejor información que se multiplique en cada comunidad.

EDUCAR CIUDADANOS

Existen otros temas que despiertan el interés y la preocupación de los jóvenes. Gónzalo Medina, Beira Jackman y Jesus Guevara, por ejemplo, fueron por la educación con una iniciativa que llamaron ‘Escuela de ciudadanía’. Se trata de un proyecto que tiene el objetivo de formar a jóvenes en diferentes temas como liderazgo, formación ciudadana, democracia y derechos humanos, entre otros.

‘Es un espacio abierto donde los jóvenes puedan debatir entre ellos sobre estos temas y llegar a tener una formación crítica y, a la vez, saber administrarlos, emplearlos en su vida’, cuenta Jesús Guevara, también comentándonos que ya tienen un grupo base en Chiriqui y diferentes asociaciones dispuestas a ayudarlos.

SIN DIFERENCIAS

Los representantes panameños ganadores del concurso en Guatemala sobrepasan obstáculos cada día. Katherine Alvarado, Mario Gimenes y Marily Reyez, son tres chicos sordos mudos, que tienen un bello proyecto llamado ‘Rompiendo las barreras de la diferencia’. Quieren hacer una película filmada, producida y actuada en su totalidad por chicos con esta discapacidad.

‘Este es uno de los proyectos que más nos entusiasma, a pesar que todos son hermosos. Este tiene algo especial, por la razón de tener a jóvenes con su propias dificultades en la vida, queriendo ayudar a otros jóvenes’, comenta Ayneth Cuellar, coordinadora de Armando Paz.

Estos tres jóvenes, como si fueran magnates de las empresas mas prestigiadas del mundo, llenos de convicción y seguridad, se pararon enfrente de cientos de personas, en un país desconocido, con la leve ayuda de su traductora, Aysha Casrillero. Así, lograron convencer a mucha gente importante de Centroamérica de que su proyecto es sólido y próspero.

También podemos ver cómo los más chicos se interesan por estos temas sociales, como por ejemplo, José Manuel Aguana, de tan solo 12 años, que participó con ‘Radio cultural comunitaria de Porto Bello’. Fue la manera que eligió para dar a conocer que su pueblo necesita un medio de comunicación propio.

A pesar del los tintes y estereotipos, hay juventud con y para todo. Algunos sueñan en grande con ideas de igualdad e inclusión.