Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Cultura

Dar todo por el teatro

Si bien a la mujeres se nos han abierto muchas posibilidades en este nuevo siglo, también es cierto que formar parte del género femenino...

Si bien a la mujeres se nos han abierto muchas posibilidades en este nuevo siglo, también es cierto que formar parte del género femenino no es fácil. Y ser mujer, actriz, ingeniera industrial y cumplir con todas las exigencias sociales no es fácil. Pero Sandy Correa de 28 años logra este equilibrio. En una entrevista exclusiva para Ego, nos contó como logra expremir las 24 horas de un día.

¿CÓMO COMPLEMENTAS LA ACTUACIÓN CON TRABAJO, FAMILIA, UNIVERSIDAD?

Soy ingeniera industrial, egresada de la Universidad Tecnológica de Panamá, institución donde trabajo desde el 2007. Actualmente soy la Asistente Ejecutiva de su Rectora, la Ing. Marcela Paredes de Vásquez. Además, tengo una maestría en finanzas de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, país donde viví todo el año 2008. Sé que es difícil de entender qué hace una ingeniera actuando (ríe), pero así es, de hecho, mi primera obra de teatro coincidió con mi primer año estudiando la ingeniería, en el cual tuve muy buenas calificaciones. Recuerdo que mi profesor de cálculo II se me acercó una mañana y me dijo, ‘felicidades, anoche la vi actuando, ahora entiendo por qué tiene tanto sueño en mi clase... está perdonada’. Pronto tendremos un teatro auditorio espectacular en la Universidad, espero participar en muchas obras que se presenten ahí, lo tendré al lado mío, (ríe).

¿QUÉ SACRIFICASTE POR EL TEATRO?

Como dato curioso, te cuento que falté a mi graduación de la universidad en el año 2006 por que tenía función de una obra. Aunque el papel era súper pequeño, nunca tuve el valor de avisarle a la productora que ese día tenía ese compromiso, simplemente no fui. Mi madre se enojó muchísimo conmigo, y cuando mis compañeros de la carrera se dieron cuenta no lo podían creer, pero así se me enseñó desde mis primeras obras: un actor no falta a una presentación a menos que esté en una cama de hospital o algo peor... y me he mantenido con esa enseñanza. Asistí al acto de graduación del año siguiente, no con mis compañeros de clase, pero asistí, y esa noche celebré a lo grande, sobretodo con mis amigos de teatro!

¿CUÁL ES TU RUTINA DIARIA?

Además de trabajar en la Rectoría de la UTP, dicto clases a tiempo parcial en su facultad de ingeniería industrial, así que mis días, que ya eran bastante ocupados, se han ocupado un poco más. Los días que dicto clases me tengo que levantar tipo 5 a. m. (este pedacito es el más difícil para mí...) para llegar a tiempo. Luego de la clase, corro a otro edificio para empezar con mis labores administrativas, quedándome hasta pasadas las 6:00 p. m., o teniendo el tiempo justo para llegar a mi ensayo o presentación de teatro. Yo soy inmensamente feliz con la vida que llevo, nunca me había sentido tan bendecida.