07 de Dic de 2022

Cultura

Educación sin tabues

PANAMÁ. Por muchos años la sexualidad fue vista como un tabú en muchas naciones incluyendo Panamá.

PANAMÁ. Por muchos años la sexualidad fue vista como un tabú en muchas naciones incluyendo Panamá.

Hablar de sexo en las escuelas y en los hogares era una tarea muy difícil por ser considerado como una ofensa a la integridad de las personas o un irrespeto a algunas religiones que siguen parámetros de vida particulares.

Lo cierto es que a medida que pasan los años los índices de personas portadoras de VIH/SIDA aumentan considerablemente, nuevas enfermedades de transmisión sexual aparecen y otras evolucionan, haciendo inminente un plan de contingencia para salvaguardar las futuras generaciones.

EN EL HOGAR

Pueda que acercarse a los hijos para hablarles de sexo sea una situación incómoda tanto para los padres como para el adolescente, sin embargo los lideres del hogar, deben ser consientes que los temas de sexualidad han dejado de ser un tabú y que si los niños no reciben una educación adecuada pueden mal informarse, lo que puede redundar no solo en enfermedades venéreas sino también en embarazos no deseados a temprana edad.

LA ESCUELA

Aunque no en todos los centros educativos es igual, lo que aún no ha dejado ser motivo de debate, es la educación sexual como parte del programa académico.

Como dice la psicóloga Geraldine Emiliani , ‘los padres con frecuencia no saben cómo dar esta educación y agradecen ser ayudados por otros, por ejemplo por el colegio. Pero es imperativo que se informen de modo exacto de los contenidos y modalidades con que se imparte esta educación’.

MÉTODOS

Para que los hijos estén preparados para las nuevas experiencias de la vida es necesario trabajar en ‘un programa de educación sexual que debe incluir el amor y cultivar virtudes, generosidad, capacidad de renuncia y espera. Hay que enfocarlo de tal manera que no se quede en un conocimiento teórico despersonalizado’, agregó la psicóloga.

EL ENTORNO

Hoy día, existe mucha confusión en los jóvenes en los temas relacionados con el sexo por la mala influencia del entorno en que se desenvuelven, por lo que hay que tener en cuenta el verdadero sentido del cuerpo y del sexo, de la responsabilidad, del respeto, y de una relación adecuada con la pareja. Se les debe instruir de forma adecuada sobre la función de los métodos anticonceptivos, así como enseñarles a distinguir entre amor, enamoramiento y relaciones sexuales y sus posibles consecuencias.

Además es fundamental enseñarles el significado de la paternidad y maternidad, y las consecuencias de una violación, el aborto y sus traumas psicológicos. ‘Hay que hacerles comprender que el aparato genital no es igual a otra parte del cuerpo y su función es de crear nuevos seres humanos; además, de que se usa para dar y recibir ‘placer’ en que el ‘amor sexual’ es la relación de dos personas que se quieren y suponen madurez personal’, dijo.