Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Cultura

El arte contemporáneo toma París, sin miedo a turbulencias financieras

Desde lechuzas fabricadas por un artista francés con las uñas de los pies de su novia hasta obras de Pablo Picasso, Andy Warhol y del ar...

Desde lechuzas fabricadas por un artista francés con las uñas de los pies de su novia hasta obras de Pablo Picasso, Andy Warhol y del argentino Julio Le Parc están en venta en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, que abre sus puertas el jueves en París en un clima optimista.

Además de la lechuza hecha con las uñas de su enamorada, que se ofrece por 60.000 euros (83.000 dólares), Lionel Sabatté ha fabricado lobos con polvo recogido en una estación de metro, que se exponen en la Galería de la Evolución del Museo de Historia Natural, uno de los sitios que acoge este año la FIAC.

Pero los ricos coleccionistas se concentrarán sobre todo, entre el jueves y el domingo, en el hermoso museo del Grand Palais, bajo cuya inmensa cúpula de vidrio se han instalado 168 galerías de 21 países, que ofrecen la obra de unos 3.000 artistas del mundo entero, desde Brasil hasta China.

"Esta 38 edición será la mejor FIAC, por el prestigio de las galerías presentes y por la calidad de las obras expuestas", dijo a la AFP su directora, Jennifer Flay, que subrayó la presencia este año por primera vez de jóvenes galerías de Brasil, y el clima optimista que prevalece en marchantes y coleccionistas.

"Nunca hubo tantas solicitudes -650 galerías-, ni tantas llamadas de coleccionistas ni tanta anticipación como para esta FIAC", agregó la responsable, destacando la riqueza de la oferta, que incluye desde fotografías hasta instalaciones, pasando por esculturas, diseños, pinturas, y vídeos.

La directora de la FIAC -uno los mercados de arte más importantes de Europa, junto con la londinense Frieze, que acaba de concluir, tras vender obras por valor de unos 350 millones de dólares- se dijo confiada de que el mercado del arte se ha recuperado tras la fuerte caída que sufrió en el 2008, a raíz de la crisis financiera.

"El mercado está saludable, y hay muchos nuevos coleccionistas", aseguró la neocelandesa, que dirige la FIAC desde hace tres años.

Ese ambiente optimista se sentía el miércoles en la tarde, cuando la FIAC abrió sus puertas para un selecto club de celebridades y acaudalados coleccionistas.

"En sólo unas horas, hemos vendido ya varias obras, y hay varias otras reservadas, entre ellas una del (venezolano) Jesús Soto", dijo a la AFP Catherine Gallois, que dirige la galería parisina Denise René.

Al recorrer las galerías, que disponen cada una sólo de una decena de metros, se ve todo tipo de obras, y de diferentes precios.

Una galería suiza ofrece un lienzo de Ernst Ludwig Kirchner por 2.300.000 euros (3.182.000 millones de dólares) y la galería Tornabuoni Arte vende "Calavera" de Jean Michel Basquiat por 5.000.000 de euros (unos 7 millones de dólares).

La parisina Galerie Bugada Cagnel ofrece una obra de Julio Le Parc, uno de los grandes maestros del arte cinético, por 93.000 euros (128.000 dólares) y la francesa Daniel Templon ofrece una escultura de Pinocho, del estadounidense Jim Dine, por unos 100.000 dólares, pero también hay pequeñas obras que se venden a cien euros, como el "Rompecabezas" de Mathieu Mercier.

Entre los pesos pesados del arte están presentes las neoyorquinas Gagosian y Pace Gallery y la parisina Natalie Seroussi, que exponen al lado de recién venidas, como ProjecteSD, de Barcelona, y White Cube, la galería londinense que propulsó a Damien Hirst y que había estado ausente, a causa de la crisis.

Una de las características que distingue a la FIAC de Frieze es que, en cuanto que la feria londinense está consagrada sólo al arte contemporáneo, en el mercado parisino se codean grades nombres del arte moderno, como Picasso y Alexander Calder, con jóvenes que están llevando al arte por nuevos rumbos.

Decenas de artistas latinoamericanos, como el uruguayo Joaquín Torres García, el mexicano Gabriel Orozco, los venezolanos Carlos Cruz Diez y Jesús Soto, el joven brasileño Tiago Tebet y el argentino Le Parc, a quien el Pompidou consagra este otoño una exposición, están representados en esta FIAC, donde hay además nuevas galerías de América Latina.

"El año pasado sólo estuvo presente un país de América Latina, México, con tres galerías. Pero este año hay dos galerías brasileñas, Vermelho y Luciana Brito, de Sao Paulo", se congratuló la responsable de la FIAC, que se celebra también en el jardín de las Tuilerías, invadido por hermosas esculturas.

"Es importante que el arte salga de los muros de los museos e invada otros lugares, para que la gente lo vea, lo aprecie, se compenetre con sus valores, con su belleza", concluyó la directora de la FIAC.