21 de Feb de 2020

Cultura

Invitan a practicar sexo en grupo

Una asociación indonesia de esposas musulmanas, que propone la sumisión de la mujer para combatir el divorcio y la violencia doméstica, ...

Una asociación indonesia de esposas musulmanas, que propone la sumisión de la mujer para combatir el divorcio y la violencia doméstica, ha editado una guía que invita a practicar sexo en grupo para fortalecer los matrimonios polígamos. ‘Sexo islámico, combatiendo a los judíos para devolver el sexo islámico al mundo’ es el título del manual de 115 páginas que ha sido distribuido entre las más de mil seguidoras en Indonesia, Malasia y Singapur del ‘Club de la Esposas Obedientes’.

Los contenidos

La guía persevera en la obsesión del controvertido club para la preservación del matrimonio y ofrece, sin contener ninguna fotografía ni dibujos, instrucciones sobre como entretener, obedecer y dar placer a los maridos. Con esta vocación pedagógica, la asociación pretende mejorar el dominio de las artes amatorias de las mujeres que solo contentan el 10% de los deseos de sus cónyuges, según sostiene el texto.

La prensa local reveló varios contenidos del manual, a pesar de que éste ‘no podrá leerlo nadie que no sea miembro del club’, según declaró a Efe la directora de la asociación en Indonesia, Gina Puspita. Varios países musulmanes todavía tienen vigente la poligamia, la práctica por la cual los hombres musulmanes pueden casarse con varias mujeres siempre que demuestren que tienen medios para mantenerlas. La fundadora del grupo, Maznah Taufik, considera que las separaciones matrimoniales son resultado del fracaso de las mujeres a la hora de dar placer a sus maridos. ‘El abuso doméstico se produce porque las esposas no obedecen las órdenes de sus cónyuges. El hombre es el responsable del bienestar de su mujer, pero ella debe escuchar y obedecerle’, dijo.

Duras críticas

El manual ha cosechado duras críticas entre numerosos grupos musulmanes, organizaciones de derechos humanos e incluso entre ministros. La directora de la asociación feminista Empower, María China Abudulá, criticó la visión "retrasada y estrecha’ que se hace del rol de la mujer en la guía. El ministro de Asuntos Islámicos de Malasia, Jamil Jir Baharom, anunció que investigará el contenido del libro para determinar si es pornográfico o insultante para el islam.