Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Cultura

La ley zanahoria 1

H ablar de la ley zanahoria es hablar de recorte de libertades, pero también de bienestar para los ciudadanos. Sí, porque debido a la fa...

H ablar de la ley zanahoria es hablar de recorte de libertades, pero también de bienestar para los ciudadanos. Sí, porque debido a la falta de ley para insonorización de locales, los vecinos cercanos a los lugares de ocio no pueden descansar. El que no haya suficientes estacionamientos en los lugares de diversión nocturna provoca caos circulatorio en horas de descanso de los ciudadanos. Que no haya suficiente seguridad en los alrededores de los locales nocturnos provoca malestar y actos vandálicos en los lugares aledaños a esos centros de ocio. El consumo de alcohol provoca accidentes de transito y desórdenes.

Pero atentamos contra el derecho individual de divertirse hasta la hora que uno quiera. Atentamos contra la libre empresa porque las normas no son consecuentes con las actividades para las que uno paga impuestos. Perderemos turismo porque comparativamente habrá ciudades más divertidas a todas horas.

El ejemplo son las grandes ciudades del mundo. Ninguna tiene ley zanahoria, lo que tienen son normas muy fuertes de control de aforo y de emisión de sonidos y sobre los vehículos mal estacionados.

La ley zanahoria es un mal necesario debido a la falta de autorregulación de los establecimientos de ocio nocturno, si ellos estuvieran insonorizados y tuvieran suficiente estacionamiento el caos disminuiría y el perjuicio a terceros seria minimizado. La solución ha sido acogida con aceptación por los vecinos que por fin encuentran la posibilidad de descansar a una hora más prudente que anteriormente pero es real que los negocios nocturnos han visto reducido su posibilidad de ingresos puesto que a pesar de todo, las horas son menos y la gente prefiere organizarse en fiesta privadas donde no hay límite de horas. El problema de lo público se ha transformado en un problema para las comunidades de vecinos que ven en aumento las fiestas en apartamentos.

Ha disminuido el trabajo y las horas y empiezan a haber despidos de empleados en la noche, mientras que la seguridad no ha mejorado. Los crímenes se siguen llevando a cabo porque la ingesta de alcohol ha disminuido pero no en cifras brutales, se ha cambiado la hora de consumir pero no se ha puesto límite. Los borrachos de las cinco de la madrugada ahora lo están a las tres y no tienen sueño así que los desordenes han aumentado y los accidentes al ser el cierre para todos a la misma ahora han aumentado porque hay mas flujo en la misma hora.

Pero en defensa del señor ministro ante la falta de seriedad de los dueños de locales nocturnos y para salvaguardar las necesidades y derechos de los vecinos la norma es mejor que nada. Toca a todos los implicados sentarse y buscar la manera de mantenerse en operación respetando a los terceros para poder exigir el regreso a sus derechos. Buen provecho.

CHEF