Temas Especiales

25 de May de 2022

Cultura

La mesa de noche buena

PANAMÁ. La cena de nochebuena puede causarnos estrés si dejamos todo para último momento. Escoger el menú, prepararlo, estar listos para...

PANAMÁ. La cena de nochebuena puede causarnos estrés si dejamos todo para último momento. Escoger el menú, prepararlo, estar listos para el momento de celebrar y sobre todo, tener la mesa lista, es más que un simple acontecimiento.

Por eso es importante adelantar todos los detalles que se puedan para hacer tiempo para las demás responsabilidades.

Una de las actividades que se pueden adelantar es el arreglo de la mesa de noche buena.

CONSEJOS DEL EXPERTO

Alexander Gaudiano, experto en decoración y organizador de eventos, dice que la Navidad en Panamá es hoy en día multicolor, por lo que no hay que guiarse por un solo color.

‘Solo dale un vistazo a las tiendas en nuestro país que venden artículos de navidad y encontrarás de todo: desde los tradicionales colores como el rojo, verde y dorado hasta combinaciones mas atrevidas como los fucsias, morados y verde caña’.

Una vez determines qué color vas a emplear en la mesa, lo siguiente es determinar qué tipo de cena de nochebuena vas a tener.

‘Puedes ser entre una cena servida en puesto o un servicio de buffet. Mi experiencia me dice que la segunda es la preferida’.

ARREGLOS PARA LA CENA

Para la primera cena, la servida, Gaudiano recomienda pensar en elementos decorativos que no interrumpan la vista de los comensales puesto que debes verle la cara a la gente para las dinámicas de brindis, saludos y demás.

Los mejores adornos para que no te interrumpan son la corona de navidad con velas a juego con el color del mantel, la flor de poinsetia en potes chicos, la Sagrada Familia, un bowl pequeño lleno de esferas de navidad.

‘Cuando el montaje es mesa de buffet aumentan las opciones puesto que puedes jugar con la altura del techo de la casa y la lámpara del comedor y crear obras de arte’.

Puedes usar cualquiera de las opciones anteriores pero ten presente guardar la proporción en la decoración.