Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Cultura

En sintonía propia

PANAMÁ. . Al son de la música instrumental, clásica, pop, rock, reguetón, etc, etc..., desde los inicios de la humanidad y hasta nuestr...

PANAMÁ.

Al son de la música instrumental, clásica, pop, rock, reguetón, etc, etc..., desde los inicios de la humanidad y hasta nuestros días las personas han gozado de la música con su propia sintonía. En la antigua Grecia la melodía le despertaba el ánimo a la gente y Socrátes se inspiró con las maravillosas notas musicales.

Con la evolución de los tiempos vemos que al igual que nuestros ancestros, los jóvenes de hoy siguen siendo cautivados por la música. ‘La música es una expresión básica de la juventud. Es en esa fase de la vida que la creatividad musical alcanza los niveles más importantes’, explica el sociólogo panameño Marco Gandásegui, hijo, al tiempo que añade que a través de este arte la juventud deja su impronta sobre la sociedad. Es la búsqueda de la libertad colectiva de una generación: libertad social, corporal, intelectual y de formas. Gandásegui cita el libro del sociólogo puertorriqueño Ángel Quintero R., donde se puede adquirir importantes datos sobre el tema.

ROMPE CON EL PASADO

‘Generalmente, la música sirve para romper con el pasado y las costumbres de las generaciones anteriores’, comenta el sociólogo, quien especifica que en nuestra América, la cumbia, el tango, el bolero y el son, entre otras, son muestras de esta realidad. Son ritmos que desarrolló la juventud rompiendo con el pasado. Más recientemente fue el ritmo de la salsa.

En Estados Unidos el rock (Elvis) y en Inglaterra (Beatles) encabezaron —a mediados del siglo XX— movimientos de la juventud — que trascendieron fronteras— en protesta contra costumbres sociales ancladas en el pasado.

La llamada música clásica —Mozart, Beethoven y otros— es también una muestra de esa rebeldía popular de hace varios siglos.

De acuerdo con Gandásegui, la música popular de protesta ‘suele ser cooptada por los sectores dominantes’ (los ricos y los poderosos).

Explica además que, ‘durante la segunda mitad del siglo XX, la música popular fue comercializada convirtiéndose en un aporte al proceso de mercantilización de la cultura’.

Por lo que hoy, esa música popular —que reflejaba la rebelión juvenil de la época— representa un negocio de muchos miles de millones de dólares. En este sentido, el mercado convierte a la juventud en objeto de la música. Es decir, convierte a la juventud en consumidor neutralizando su creatividad. Sin embargo, la juventud es el único sujeto auténtico de la música a través de su creatividad y rechazo de lo viejo y caduco.

La música, que es parte importante de la cultura, ‘refleja las contradicciones propias de toda sociedad que son resueltas por la juventud con su creatividad y rebeldía’, señala el experto en comportamiento humano.

DESCARGA DE EMOCIONES

La música ejerce diversas reacciones sobre el hombre. Y eso se puede notar en los espectáculos musicales, donde la gente se pone eufórica y deja caer una descarga de emociones, muchas veces incontrolables. Por lo menos eso es lo que expone el dúo colombiano Rayo y Toby y lo que dicen sucede en sus conciertos cuando con su ‘letra loka’ ‘invitamos al chico o la chica a realizar una conquista o por lo menos intentarla con una ‘guiñadita’ de ojos y la tiradera de brasieres en medio del show’ y con su estilo ‘sexi strip’ ponen a la gente a gozar. Aunque su estilo (regguetón) es muy diferente reconocen la influencia que ha tenido el reguetonero panameño Nando Boom en las carreras de muchos intérpretes de este género musical que tanto apasiona a la juventud.

TEMA DE INVESTIGACIÓN

Se ha comprobado que la música funciona como una herramienta para sanar el cuerpo, fortalecer la mente y liberar el espíritu creativo. Don Campbell, en El efecto Mozart (Tlie Mozart Effect), plantea el efecto que puede causar la música clásica en nuestra mente. El Dr. José Luis Vallejo Morales (Ergonomía ocupacional S.C.) menciona el modelo cognitivo de Wickens (2000) como evidencia del efecto de la música de fondo en el desempeño laboral. Asimismo el ingeniero francés René Gueraçague creó una melodía que ayuda a disminuir el estrés ‘es una música que calma hasta las fieras y hay una melodía para cada persona’, reveló en una entrevista con el diario La Estrella, el año pasado.