Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Cultura

Infidelidad en las redes sociales

Una de las principales características de las redes sociales, además de la posibilidad de conversar y compartir información inmediatamen...

Una de las principales características de las redes sociales, además de la posibilidad de conversar y compartir información inmediatamente, es el registro de los hechos. Gracias a esto, cientos de detectives privados y abogados aseguran que cada vez tienen más trabajo. ¿Por qué? Porque las personas que le son infieles a su pareja no tienen cómo escapar a la evidencia que queda en el ciberespacio, en particular en el gigante Facebook.

Esta plataforma que ya tiene 8 años en la red y que cuenta con aproximadamente 1,000 millones de usuarios, se ha convertido en la principal fuente de pruebas del 20% de los divorcios de Estados Unidos, según un reciente estudio de la Asociación de Abogados Matrimoniales de EEUU, y que publica BBC Mundo en su página web.

Este fenómeno ha sido tal, que hace unos años se creó el blog Facebookcheating.com para que quienes hayan sufrido el engaño de su pareja, puedan desahogarse y contarle al mundo entero cómo pasó todo. Uno puede elegir en qué categoría relatar lo sucedido, si fue un ‘‘Facebook divorce’’ (Divorcio por Facebook), ‘‘Cheating stories’’ (Historias de engaños), ‘‘Facebook flirting’’ (Coqueteo por Facebook), entre otros.

Uno de los testimonios, el del usuario registrado como ‘zbdz’, asegura que después de 19 años de matrimonio encontró a su esposa dormida frente a la computadora y se llevó una ingrata sorpresa.

‘Iba a apagar su laptop cuando me di cuenta de que había muchas ventanas minimizadas parpadeando. Las abrí y ahí estaba. Había estado teniendo sexo online con uno de sus ex novios’, escribió ‘zbdz’.

Una utilidad vital que tiene Facebook, tal vez la más usada de todas, es la de poder reencontrarse con amigos de la infancia. Y ex novios/as. Esta última es la principal razón por la que existe Facebookcheating.com, según explica su director, Craig Gross, ya que la mayoría de correos que recibe son de parejas que han sido infieles tras volver a restablecer comunicación con un amor del pasado.

‘Yo no soy antiFacebook’, señala, y agrega que la red social no es la causante de tantos divorcios, sino que es un medio que facilita la infidelidad en las parejas que ya tienen problemas desde antes.

LA INFIDELIDAD, UN NEGOCIO

Así como existen las páginas que sirven como una especie de ayuda grupal, también podemos encontrar las que hacen de la infidelidad una fuente de ingresos.

Una de ellas es Gleeden y su mercado es principalmente europeo. La red cuenta con versiones en español, inglés, francés e italiano y dice tener más de 400 mil usuarios desde enero del 2011, que abrió en Estados Unidos.

‘La infidelidad es tan antigua como las colinas. Todo mundo conoce a alguien que ha tenido una aventura y aún así las relaciones extramaritales se ven como un tabú. Gleeden.com intenta crear un espacio real para esta descuidada comunidad’, dijo a BBC Mundo su fundador, Teddy Truchot.

Obviamente que este tipo de páginas reciben críticas encontradas, sobre todo las negativas, que consideran que este tipo de lugares fomenta la infidelidad y la destrucción de matrimonios y familias.

Para Truchot, Gleeden sirve de válvula de escape para personas que están en una relación en declive.

‘No fomentamos la infidelidad, pero sí satisfacemos una necesidad real’, refuta Truchot. ‘El adulterio puede ser el remedio para una relación que está decayendo’, asegura.

También asegura que es cierto que el 30% de las personas que utilizan las salas de chat para solteros mienten sobre su condición marital.

CIBER-CACERÍA

‘Normalmente, los infieles son descubiertos por un cambio en su comportamiento. Empiezan a pasar más horas delante de la pantalla u ocultan el teléfono. Su pareja comienza a sospechar y un buen día, el infiel se despista, deja la computadora abierta y es cazado’, explica la abogada de divorcios de Miami Yulisa Rodríguez.

Aunque el descuido por parte del infractor es una de las maneras más comunes de descubrirlo, no es la única forma de hacerlo.

A pesar de que hackear una computadora para recabar información es delito, sí existen en el mercado programas muy accesibles y fáciles para las parejas suspicaces, conocidos como ‘‘Nannyware’’, creados para vigilar el uso de internet de los menores.

El director de Facebookcheating.com predice un aumento aún mayor de las rupturas amorosas. ‘Vamos a ver cada vez más casos de separaciones causadas por Facebook en los próximos años’, cree Gross. ‘Esto es solo el principio’.

Para él, la mejor manera de evitar problemas de este tipo es no tener secretos con la pareja. ‘Mi esposa y yo conocemos la contraseña de Facebook del otro’.

Los que resultan ser infractores en esta situación, ahora saben dónde tienen un lugar para hacerlo, pero conscientes de que los pueden pillar en cualquier momento.