Temas Especiales

29 de May de 2020

Cultura

Woody Allen amaría a Panamá

S e me ha ocurrido una idea que me gustaría compartir con ustedes. Desde hace rato vengo considerando seriamente la posibilidad de propo...

S e me ha ocurrido una idea que me gustaría compartir con ustedes. Desde hace rato vengo considerando seriamente la posibilidad de proponerle al Estado Mayor, digo al Gobierno Nacional, traer al cineasta neoyorquino Woody Allen para que haga una de sus películas en Panamá. No sé qué piensen ustedes, pero creo que sería un hit. Lo que pasa es que aún no he podido plantearlo porque no tengo contactos en la Cosa Nostra, digo en la cúpula política. ¡Me lleva el chanfle!

Como saben, hace siete años que el autor y director de grandes filmes como Annie Hall y Manhattan, dejó de rodar sus historias en Estados Unidos para colocar su cámara en los países de Europa. Todo comenzó en el 2005 con Match Point, realizada en Londres, donde también filmó Scoop y Cassandra’s Dream. Y de ahí saltó a Barcelona, París y Roma; donde, curiosamente, los nombres de las ciudades se incluyeron en el título de las películas. Y sus sitios turísticos pasaron de ser meras locaciones a convertirse prácticamente en protagonistas de la trama, como es el caso de la divertida y bella Midnight in Paris.

Desde entonces se dice que además de ser un genio del séptimo arte, Woody Allen es también el Ministro de Turismo de la Unión Europea. En broma y en serio, claro, despertando por igual críticas y admiración. Lo cierto es que hoy parece haber mucho más interés por saber dónde instalará la cámara en su próximo proyecto, ya no tanto por el argumento. ¿Cuál será la próxima escala del Woody Allen tour? Me encantaría poder decir Panamá, pero…

Imagínate qué tan buena es mi idea de traerlo, que me acabo de enterar que ya Israel se nos adelantó y ha emprendido una campaña oficial para lograr que ruede allá. El propio presidente israelí, así como los alcaldes de Jerusalén y Tel Aviv, han invitado al viejo Woody personalmente. Y hace dos semanas, el diario The Jewish Journal of Los Angeles lanzó en internet una campaña para recaudar fondos para que Allen filme en Israel, luego de que el artista estadounidense declarase a los medios que grabó en capitales europeas tras recibir ofertas de financiación de funcionarios de esas ciudades. ¡Nos robaron el mandado, muchachos! Afortunadamente, entre mis amigos tengo testigos de que hace rato ando con la cantaleta.

Yo creo que solo es cuestión de meterle un poquito de cabeza al asunto, no debe ser tan difícil convencer a nuestros ilustres próceres de turno. Esta ciudad de mega torres con pinta de Miami prefabricada en la que estamos convirtiendo a Panamá (tú, yo no) tiene mucho que ofrecerle a éste y cualquier otro director de cine, amén de los hermosos paisajes que hacen de nuestro país un paraíso natural (y también fiscal). Por ejemplo, no habría necesidad de cerrar las calles para rodar en exteriores, porque igual ya todas están trancadas; trabajaría a sus anchas. Incluso esto se podría aprovechar para la trama: los personajes podrían estar atrapados en autos que no van a ningún lado.

Lo que sí te advierto querido Woody, porque te admiro, es que Panamá viene con un reto. La historia que cuentes aquí tendrá que ser muy pero muy interesante para que compita con la telenovela de alto impacto en que se ha convertido nuestra realidad nacional. ¿O no, muchachos?

COLUMNISTA