Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Cultura

Ser adolescente sin fama, una prueba máxima

PANAMÁ. . Awkward (Chica Rara), una teleserie para adolescentes, estrena su segunda temporada esta noche por MTV.

PANAMÁ.

Awkward (Chica Rara), una teleserie para adolescentes, estrena su segunda temporada esta noche por MTV.

El sitcom, que engancha hasta gente en la treintena, narra de una forma entretenida los problemas universales de los jóvenes: ser ignorado en un ambiente (la escuela secundaria) donde la popularidad es sinónimo de cuánto vales; el bullying; el inicio de las relaciones sexuales; el sufrimiento de las jóvenes con sobrepeso u obesidad porque no encajan en el estereotipo de belleza de la chica delgada; la relación de las hijas con sus padres, por ejemplo, una mamá que le dice a su hija de 16 años que necesita prótesis para aumentar su busto o el padre que le regala una cajeta de condones como regalo de Navidad.

La primera temporada de la teleserie, conformada por 12 episodios, fue catalogada por Mike Hale del The New York

Times, como ‘inteligente’ y ‘refrescante’.

EL SEXO SIN AMOR

Jenna Hamilton (Ashley Rickards) accedió a tener su primera relación sexual con Matty McKibben (Beau Mirchoff), un chico guapísimo, quien la invitó a verse en una especie de depósito. Siguieron teniendo relaciones sexuales a escondidas, pero como Jenna no es popular en el colegio, Matty no le habla en público.

Jenna prefiere esto que nada, por un tiempo. Situación que detiene cuando se cansa de ser ignorada por Matty en público. El mejor amigo de Matty, Jake Rosati (Brett Davern) se interesa en Jenna y él en cambio no le interesa qué opinen de ella, y la trata con el respeto y cariño que se merece una persona. La primera temporada terminó con Jenna y Jake como pareja del baile de invierno, y Matty lamentando la forma en qué se había comportado con Jenna. Ahora, en la segunda temporada, ambos chicos le declaran su amor y ella debe decidir si quiere una relación con Jake o con Matty, lo que la lleva a un debate sobre el sexo y el amor.

La adolescencia siempre será retadora y los problemas que enfrenta universales, aunque, de un país a otro, varía un poco el contexto de la situación.

Según Jennifer Choy, de 17 años, quien a finales del año pasado terminó sus estudios secundarios, la serie es entretenida y la seguirá viendo ahora que estrene; sin embargo, aclara que el bullying es ‘más serio ese problema en Estados Unidos’ y que ‘nunca he visto una humillación’.

Añade que tanto sus padres como los de sus compañeras no son tan progresistas como para hablar de sexo con ellas u obsequiarles condones.

Jennifer considera que no es negativo ser diferente y que en su caso resultó a su favor. ‘A mí me gusta el arte y siempre iba a exposiciones y me gané el aprecio de mis compañeros que no hacen lo que yo’. En lo que sí es muy similar, dice, es en los noviazgos dentro del colegio y que incluso algunos tienen relaciones sexuales.

Para la psicóloga Rosa Peña, hay muchas que exaltan sólo el glamour, pero esta es ‘realista’. Habla de ‘las relaciones de amor entre los jóvenes, incluye el tema de la diversidad sexual y los padres con hijos adolescentes. Al abordar todos estas situaciones se acerca a la realidad que viven los adolescentes actualmente’.