Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Cultura

Raíces paganas de la Semana Mayor

PALABRA. ¿ Sabía usted que la Cuaresma y Pascua son creencias de pueblos antiguos –junto al naciente cristianismo- que se impusieron com...

PALABRA. ¿ Sabía usted que la Cuaresma y Pascua son creencias de pueblos antiguos –junto al naciente cristianismo- que se impusieron como una nueva religión?.

Hace miles de años atrás los ciclos lunares, épocas de fertilidad y celebraciones orgiásticas se entrecruzan dando lugar a unas nuevas formas de vivir la religión.

Son pocos los panameños quienes se preguntan, fuera de la tradición cristiana, ¿qué es la Semana Santa? Es una celebración que inicia el Domingo de Ramos, recordando la entrada de Jesús en Jerusalén, donde fue aclamado como hijo de Dios. El Mesías encontró mantos y ramas de árboles a su paso, que fueron puestas allí por los emocionados pobladores.

ORÍGENES PAGANOS

El escritor colombiano Pablo E. Obando, en un enjundioso estudio llamado el ‘Origen pagano de la Semana Santa’, señaló el año pasado: ‘Hace miles de años, en el mundo semita, los cuarenta días eran observados con llantos, ayuno y maceraciones en honor a Tammuz -divinidad babilónica de la fertilidad-para que saliera del centro de la tierra, terminara el invierno y causara el principio de la primavera. De acuerdo a las antiguas leyendas, Tammuz tenía 40 cuando fue muerto por un cerdo salvaje.

Según Obando, se designaron cuarenta días -uno por cada año que vivió en la tierra- para ‘llorar por Tammuz’. La observación de este periodo en honor de Tammuz no solamente era conocida en Babilonia, sino también por los fenicios y los egipcios. A esta divinidad se le rendía culto, siempre en espera de siembras y cosechas favorables. Entre los rituales se incluía orgías, bacanales y todo tipo de expresiones sexuales.

En honor a este dios de ‘la fertilidad’ se escogió al pez como símbolo, el mismo que luego fue asimilado por el cristianismo. En las fiestas pascuales, el pez encarna la fertilidad y simboliza al mismo Jesús.

¿RECICLAJE DE CREENCIAS?

El nacimiento de Jesucristo está íntimamente relacionado con fechas, ritos y tradiciones paganas que luego fueron tomadas y adaptadas al culto católico. En realidad las celebraciones del 25 de diciembre es un simple plagio de una fiesta pagana o ‘la transpolación de la fecha de nacimiento de antiguos dioses míticos...’.

Investigaciones de Albert Churchward y Joseph Whelles demuestran que antiguos dioses como Horus y Mitra, de Persia y la India, nacen de madres vírgenes el 25 de diciembre. También tuvieron doce discípulos, resucitaron al tercer día, subieron a los cielos y fueron considerados ‘Hijos de Dios’.

En consecuencia, La Pascua no puede ser otra cosa que la rememoración de cultos antiguos en la pretensión de imponer un nuevo credo a antiguos pueblos que se resistían a abandonar sus cultos religiosos de fertilidad, siguiendo un ciclo de siembras y cosechas.

Tanto es así que la conmemoración denominada Pascua existía en sus más antiguos orígenes consagrada a la energía de la Naturaleza y más en concreto, a la diosa de la fertilidad de los asirio-babilónicos Astarté-Ischtar (la misma Diosa Madre que fue llamada por otros muchos nombres, como, por ejemplo, Tanit, por los fenicios-cartagineses, Isis, por los egipcios, Easter, por los pueblos nórdicos, Afrodita, por los griegos y, Venus, por los romanos). Los asirio-babilonios, excepcionales astrónomos, la hermanaban con una de las estrellas más radiantes que observaban en el cielo y la designaban ‘la estrella de suave fulgor’.

TRASFONDO DE LA PASCUA

La misma palabra ‘Pascua’ no tiene origen cristiano, pues ‘Sostiene el origen caldeo en su propia frente. La Pascua no es nada más que Astarté, uno de los títulos de Beltis, la reina de los cielos...".

De ahí que Pascua -haciendo referencia a esta diosa acude a la ‘Luna Pascual’- que se erige en los cielos 40 días antes de esta fecha considerada magna, Astarté es la misma Luna que anuncia la proximidad de épocas fértiles y de abundancia para los hombres que salen de una época fría y de escasez por cuanto el invierno cede para dar lugar a una estación de siembra y posterior cosecha.

Otra versión nos sostiene que La Pascua ‘es la fiesta principal del año judío que se celebra a mediados del mes de nisán, (marzo-abril), el primer sábado después de la primera luna llena de primavera...’.

Pascua viene o deriva de pesah que traduce o significa ‘cojear o saltar’, pues según el Éxodo se relaciona con el ‘pasar de largo’ de Iahvé por las casas selladas con la sangre de cordero y preservar así la vida de los primogénitos, rito tomado de pueblos persas y egipcios que salpicaban con sangre los portales de las casas, intentando aproximarse con el dios de la morada.

La ‘juanesca’ (platillo tradicional de la Semana Santa) es la clara expresión de ello, pues los 12 platos evocan la abundancia de los productos de la tierra, el pez simboliza la prosperidad y la consecuente fertilidad, y la presencia de La Luna la evocación que los hombres hacían a sus dioses en agradecimiento al inicio de ese ciclo que nuevamente renovaba sus frutos, sus fuerzas y sus esperanzas de un mundo mejor.

Y otra versión más moderna del paganismo es la tradición de los huevos de Pascua, parece inocente pero tiene su intención bien clara, distorsionar las creencias, hacerla más asequible al pueblo desconocedor, es la leyenda del ‘Conejo de Pascua’.

Narra esta leyenda hecha tradición cristiana que cuando metieron a Jesús al sepulcro, había dentro de la cueva un conejo escondido. El conejo se quedó dentro de la tumba, hasta que de repente el conejito vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva. El conejo comprendió que Jesús había resucitado y quiso compartirlo con todos. Pero como no podía hablar, se les ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría.

Si desea profundizar en más en estos hechos milenarios puede consultar la página web: http://30demayo.wordpress.com/2008/03/18/origen-pagano-de-la-semana-santa/.