Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Cultura

Escritor a su tiempo

PANAMÁ. Desde joven Mauro Zúñiga sentía la inquietud de escribir. Era una afición que competía con la medicina, otra de sus pasiones. La...

PANAMÁ. Desde joven Mauro Zúñiga sentía la inquietud de escribir. Era una afición que competía con la medicina, otra de sus pasiones. La primera sufrió a raíz de la segunda.

Hace cinco años las cosas cambiaron. Llegó la jubilación y con ella una oportunidad de oro para retirarse de la absorbente práctica de la medicina y dedicarle más tiempo a la literatura. Fueron apareciendo sus primeras novelas: Itinerario de un Tacaño, El Chacal del General y Espejo de miserias, obra que la editora Verbum de Madrid publicó recientemente con un título más sugestivo: Diario de una puta.

La mayor disponibilidad de tiempo también fue aprovechado en la creación cuentística, con títulos como Los Lamentos de la noche -que tuvo mención de honor en el Ricardo Miró- y Y llegó la Noche.

Zúñiga, uno de los escritores que han sido invitados por el Instituto Nacional de Cultura (INAC) para presentar sus obras en el pabellón que dicha entidad ha instalado en la Feria Internacional del Libro de Panamá, también se ha volcado en una obra ensayística conformada por los siguientes libros: Coordinadora Civilista Nacional C.O.C.I.N.A, ¿Qué es la democracia absoluta? ¿Una utopía o un paradigma?.

En cuanto a la temática que aborda en sus obras, el doctor asegura que la misma es variable. No obstante, un tema que trata a profundidad es uno que le obsesiona desde sus años como estudiante de medicina: ¿Qué sucede después de que una persona muere? ‘Los científicos y filósofos tienen sus respuestas, pero ninguna ha sido demostrada, por eso los escritores nos podemos dar la licencia de compartir nuestras opiniones’, precisa.

CUENTOS MODERNOS

Desde el pasado miércoles (y hasta hoy, último día de la feria), en el pabellón del INAC, Zúñiga ha promovido obras como El alumno, Diario de una puta, ¿Qué es la Democracia Absoluta? ¿Una Utopía o un Paradigma? y Y llegó la Noche. Esta último libro recoge 34 cuentos de variada extensión.

Al reflexionar acerca de su oficio co mo cuentista, Zúñiga comenta que hoy en día los lectores ‘se inclinan poco hacia el género cuento’. ‘¿Será que no hay buenos cuentistas? ¿Será que la gente no termina de entender bien lo que es un cuento y lo confunde con el relato? El cuento es una narración que termina en un final inesperado, en tanto que el final del relato es su propia continuación. ¿Será que la agitada vida moderna inclina a la gente hacia lec turas cortas?, afirma.

Explica que le atrae el cuento corto por su dinamismo. ‘El cuento largo está pasando de moda, porque requiere del escritor un enorme esfuerzo para no aburrir al lector’, detalla.

Acerca de su cuento Gris, uno de los más extensos que conforman la antología de Y llegó la Noche, asegura que originalmente comenzó como una novela que fue reduciendo poco a poco.

Entre los cuentistas que más han influenciado su trabajo se encuentran el argentino Julio Cortázar, aunque ‘no era precisamente un escritor de cuentos cortos’. Otra influencia que destacó fue la ejer cida por la novela Pedro Páramos, del mexicano Juan Rulfo, ‘un cuento largo para algunos... para otros, entre los que me incluyo, es una novela corta’.