Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Gimnasios para las neuronas

Miro por la ventana y pienso en lo que he vivido toda esta tarde. Comparto un café ‘moka’ con un amigo que también es mentor de emprende...

Miro por la ventana y pienso en lo que he vivido toda esta tarde. Comparto un café ‘moka’ con un amigo que también es mentor de emprendedores del Ministerio de Tecnologías e Información (TIC) de Colombia. Hemos pasado el día en un lugar de Bogotá, el cual solo puedo describir como un ‘gimnasio para emprendedores’. Hay espacios de trabajo , salas de reunión y lugares donde se puede sentar uno en el piso para poder ver un proyecto desde todos los ángulos.

Las primeras redes sociales fueron lugares como éste. A veces eran cafés o plazas o lugares así, donde las ideas se encuentran unas con otras y se mezclan.

Recientemente estuve dando unos talleres a un grupo de emprendedores digitales. Observar a esas personas que han identificado algún problema y se han inventado una solución me hizo recordar a mí mismo hace más de 20 años.

Es importancia crear lugares de interacción real entre personas creativas. Éste es un proceso clave para que la economía del conocimiento prospere. Nada bueno sale del encierro. Cuando el agua se deja quieta en un jarro se pudre.

Para nadie es un secreto que llevo años trabajando en lograr que arranque en Panamá un ecosistema de la innovación. Hemos sumamos convenios con universidades, hemos invertido en capacitar a las personas y apoyado la generación de emprendimientos de alto impacto, pero ese día me di cuenta que se nos olvidó ese ‘pequeño detalle’, tener un lugar que le permita a las personas el encontrarse y pensar.

CoworkingPTY nace con esta misión, permitir las ‘mezclas’, crear un escenario para la innovación, crear un lugar donde los que trabajan generando conocimiento se pueden encontrar con aquellos que desean invertir en el.

El ‘slogan’ de CoworkingPTY es ‘donde la creatividad se encuentra con los negocios’. Es verdad que existen otros espacios en el país que apoyan procesos de este tipo desde algún ángulo particular. Pero creo firmemente que el generar un lugar más abierto aún y completamente participativo será un apoyo para todo los otros procesos que se llevan a cabo ahora mismo en Panamá.

Durante los últimos años he sido testigo de la aparición de una nueva generación. Sus miembros quieren un cambio en los esquemas. Están conectados con el mundo y saben de procesos que han sido exitosos en otros lugares y desean experimentarlos aquí en Panamá, su casa.

Cada uno debe apoyar la revolución desde el espacio donde se encuentre. Yo soy un creyente de la ‘economía del conocimiento’: los países que más invierten en educación, cultura y ciencia, son los que más riqueza generan (basta revisar los listados que salen sobre riqueza en el mundo). Además estoy consciente de que debemos crear riqueza sostenible, que no dependa de una obra, que hoy sea fuente de empleos pero que cuando finalice nos deje en el mismo punto donde comenzamos.

Desde el inicio el proceso de CoworkingPTY fue concebido para ser participativo. En el sitio web www.coworkingpty.com se puede ver que hemos hecho reuniones de co-creación con personas que ya trabajan en estas áreas, cuyas ideas ya hemos implementado.

El café ‘moka’ que me tomé ya hace un tiempo en Bogotá generó en mí el deseo de lograr que muchas innovadoras e innovadores de Panamá puedan experimentar lo mismo. Próximamente espero poder escribir para contarles alguna historia que ya se haya generado en CoworkingPTY. Una idea que -como en un cuento- comience con alguien mirando por alguna ventana en la ciudad de Panamá. Estamos poniendo todo el empeño para que así sea, ya les contaré.