Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Cultura

Las heridas abiertas de una ciudad

Tras la aprobación de la ley 72 que permitía la venta de las tierras de la Zona Libre de Colón, los colonenses se echaron a las calles e...

Tras la aprobación de la ley 72 que permitía la venta de las tierras de la Zona Libre de Colón, los colonenses se echaron a las calles en octubre pasado para exigir su derogación. Las protestas fueron reprimidas de forma violenta por la policía y el SENAFRONT.

A más de un año de estos acontecimientos, las heridas de la represión todavía se mantienen abiertas en Colón. Esta situación es la que ha animado al realizador Abel Aronátegui a producir el documental ‘Colón no se vende’.

El cineasta recurre a una ‘narrativa muy particular’ para contar ‘las distintas acciones tomadas por los colonenses en sus manifestaciones exigiendo la derogación de la ley 72’. El documental, que actualmente se encuentra en etapa de desarrollo, reproducirá dramáticas imágenes de lo acaecido durante aquellos días: los ciudadanos reprimidos por el gas lacrimógeno, los heridos de bala, niños por la calle sin saber donde dirigirse’.

Pero la intención del documentalista es revelar algo más que los disturbios ya presentados por los medios de comunicación, ‘mostrando de manera profunda el sentimiento de los colonenses que se levantan contra el gobierno para luchar por una causa’, tras soportar 40 años atrapados en una ciudad que está ‘totalmente deteriorada, marginada y sumergida en una pobreza extrema’, a pesar de ser la capital de una provincia ‘que genera mucho dinero debido a la presencia de la Zona Libre de Colón’.

El proyecto le ha abierto puertas a su director, quien fue invitado al Programa Iberoamericano de Formación Cinematográfico ‘Cinescope’, que tuvo lugar en Venezuela, y también al Taller Iberoamericano de Cine Documental de Derechos Humanos en Bolivia. Ambos programas cuenta con el apoyo de Ibermedia, un fondo iberoamericano para el desarrollo de proyectos cinematográficos.