Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Cultura

Sin excusas para correr

Es innegable que el ‘running’ está causando furor en nuestro país. Para muchas personas supone una de las actividades preferidas en su p...

Es innegable que el ‘running’ está causando furor en nuestro país. Para muchas personas supone una de las actividades preferidas en su programación diaria. Cuando se inician lo usual es que estas personas practiquen sus rutinas dos o tres días a la semana, incrementando posteriormente esta cifra a cuatro, cinco o hasta seis una vez adquieren mayor fortaleza y fondo físico.

Incluso los atletas más dedicados y competitivos -que practican hasta seis días por semana, algunos de ellos en doble jornada de mañana y tarde- intercalan días de descanso para facilitar la recuperación y asimilación de los entrenamientos.

Pero a nivel mundial, sobre todo en Estados Unidos, existen cientos de corredores para lo que no existe el descanso. Semana tras semana, mes tras mes, año tras año, salen a ejercitarse, independientemente de las condiciones climatológicas, estado de salud o circunstancias familiares y laborales. Es un misterio sobre el motivo que mueve a estos atletas a cumplir a diario con su rutina. ¿Reto personal, costumbre adquirida, una necesidad fisiológica?

‘STREAK RUNNERS’

Bajo este nombre se integran estos atletas que comparten la afición de correr día a día sin descanso, buscando mantenerse el mayor tiempo posible sin faltar a la cita. Aunque en sí mismo se trata de una actividad personal, la cual es difícil regular y controlar, se han establecido varias asociaciones que buscan darle una cierta formalidad.

Así se ha llegado al consenso de que al menos se debe recorrer cada día la distancia correspondiente a una milla (equivalente en el sistema métrico a 1.6 kilómetros). No son admisibles apoyos externos como prótesis o bastones. El corredor que está al frente de este ranking es el estadounidense Mark Covert, que hace solo unos meses puso fin a una serie de 16,436 días corriendo al menos una milla, cuarenta cinco años exactos sin saltarse ningún día, completando una distancia total superior a los 240, 000 kilómetros.

Aunque le hubiese gustado continuar, Mark tuvo que poner un alto a su afición debido a una grave lesión en el pie que le impedía ya ejercitarse con normalidad. El británico Ronald Hill está aún en activo y próximo a llegar a los 50 años corriendo, pero oficialmente fue excluido del ranking, ya que después de una operación tuvo la necesidad un solo día de ayudarse de muletas, lo cual no está permitido.

RICARDO ABAD

Este espigado navarro se convirtió en 2012 en el recordman mundial de maratones en días consecutivos, corriendo 607 maratones de 42 kilómetros durante 607 días sin parar. Para ello tuvo que superar múltiples inconvenientes, desde contratiempos climatológicos. con días de mucho frío y nieve, hasta la muerte de su padre. También tuvo que compaginar su rutina deportiva con un exigente trabajo de horas como empleado en una fundición, en turnos rotativos de mañana, tarde y noche.

Siguiend los pasos de Ricardo Abad, dos dos atletas nacionales, Javier González y Ramses Cano, completaron hace varios años un reto similar durante 42 días, corriendo 42 maratones consecutivas durante ese periodo, convirtiéndose así en precursores del ‘streak running’ panameño. Quizás este artículo ayude para que se haga público el historial de algún corredor del patio que lleve años disfrutando a diario de su pasión por correr en el anonimato.