Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Cultura

Grupo de arqueólogos abren una tumba de 1,500 años

Un equipo de arqueólogos abrió un ataud de laca negra el sábado pasado durante labores de excavación en una tumba de 1.500 años de anti...

Un equipo de arqueólogos abrió un ataud de laca negra el sábado pasado durante labores de excavación en una tumba de 1.500 años de antigüedad en la región autónoma septentrional china de Mongolia Interior, informaron hoy jueves las autoridades locales.

Los expertos siguen trabajando, aunque hasta el momento sólo han sido capaces de identificar a la propietaria de la tumba como una mujer de la aristocracia de la dinastía Wei del Norte (386-534/535).

Los arqueólogos abrieron cuidadosamente el ataud de madera de pino el sábado y hallaron los restos de una persona envueltos en una vestimenta de seda.

Su espeso cabello negro estaba recogido con una diadema de metal y llevaba puestas unas botas de piel. Se desconoce de momento a qué grupo étnico pertenecía la mujer.

Zhuang Yongxing, vicedirector del buró cultural de la ciudad de Xilin Gol, dijo que los expertos habían realizado una excavación de rescate en el sepulcro después de que se descubriera a unos saqueadores de tumbas cavando un hoyo de diez metros de profundidad hacia la entrada.

Wang Dafang, funcionario de patrimonio cultural del Buró Regional de Cultura de Mongolia Interior, declaró que la tumba, que se encuentra en buenas condiciones, ayudará en el estudio de las costrumbres funerarias de las etnias Xianbei, minorías nómadas que antiguamente dominaban las praderas del norte de China.

El ataud estaba cubierto con cortinas de seda que colgaban de una cabeza de dragón de bronce colocada en el centro de la cámara mortuoria.

Los arqueólogos han recogido muestras del cabello de la mujer para llevar a cabo análisis técnicos, de los cuales se espera conseguir información relativa a su edad y hábitos alimentarios.