Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Cultura

Uruguayos reviven el "Maracanazo" con una película

"Maracaná", documental que narra el mítico triunfo de Uruguay ante Brasil que le dio la Copa del Mundo a la Celeste en 1950, despertó ri...

"Maracaná", documental que narra el mítico triunfo de Uruguay ante Brasil que le dio la Copa del Mundo a la Celeste en 1950, despertó risas y eufóricos festejos de gol en más de 10.000 espectadores que disfrutaron una función especial montada en el mítico estadio Centenario.

Los uruguayos gritaron junto a Alcides Ghiggia, el gol del exjugador que le dio la victoria a Uruguay (2-1) frente a Brasil."Estoy contento porque le di una alegría a la gente nuestra que vivió esa época sobre todo estos jóvenes que me dan ganas de vivir, de seguir adelante", comentó Ghiggia, de 87 años antes del inicio de la película, despertando aplausos de pie del público.

El documental, dirigido por los uruguayos Andrés Varela y Sebastián Bednarik, recopila imágenes de las concentraciones de Uruguay y Brasil, de entrenamientos de varias selecciones participantes del Mundial-1950, pero sobre todo retrata las impresiones de uruguayos y brasileros protagonistas de esa Copa y sus sociedades.

Espectaculares vistas aéreas de la época de Rio de Janeiro contrastan una y otra vez con imágenes de las calles de Montevideo, juego que los directores utilizaron también para mostrar por un lado la euforia del público brasilero y como ese clima invadía a sus jugadores frente a la calma de la capital uruguaya y de las concentraciones de la Celeste.

El uruguayo Atilio Garrido autor del libro "Maracaná, la historia secreta", obra en la que se basa la película, cuenta acompañado de imágenes como el presidente de Uruguay Luis Batlle Berres fue a buscar al 'Negro Jefe' para prometerle un empleo en el Estado con el fin de que retomara su camino en la selección.

Durante todo el documental figuras de Uruguay como Ghiggia, Oscar Míguez y Pérez contaban en entrevistas la influencia que tenía el capitán sobre el equipo.Muestra de ello se dieron en la previa a la final cuando llegó a la sala donde estaban sus compañeros y tiró contra la pared un diario que bajo la fotografía de la selección brasilera titulaba "campeón mundial".