Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Cultura

Madeira, epicentro de las letras lusas

Escritores analizan discuten la llamada ‘Revolución de las rosas’ en el Festival literario de Portugal.

Madeira, epicentro de las letras lusas
Certamen el director del Festival, el italiano Francesco Valentini.

El archipiélago de Madeira se convierte estos días en el epicentro de la cultura en lengua portuguesa con la celebración de una nueva edición de su Festival Literario que congrega a algunos de los primeros espadas de las letras lusas. 


De origen portugués , brasileño o angoleño, más de cuarenta escritores y periodistas participan en la cuarta edición de esta cita, una excepción en una región volcada desde hace décadas en el turismo, sector que supone su principal sustento económico. 


‘Aquí había un vacío y queríamos cubrirlo’ explicó en declaraciones a Efe el director del Festival, el italiano Francesco Valentini. 


Con dos islas habitadas, de unos 268 mil habitantes, históricamente la región fue uno de los destinos favoritos de ricas familias inglesas, cuyo poder e influencia sólo remitió con la llegada de la democracia a Portugal, a partir del 25 de abril de 1974, con la famosa ‘Revolución de los Claveles’. 


El 40 aniversario de esta fecha es uno de los ejes temáticos del Festival de este año, que incluye mesas redondas en las que se debatirá si el sueño de entonces ya se ha hecho realidad o si, por el contrario, existe el riesgo de perder, al calor de la crisis, algunas de sus principales conquistas. 


Madeira es la única región lusa con autonomía y Parlamento propio junto con el archipiélago de las Azores y está presidida por Alberto Joao Jardim, una de las figuras políticas más díscolas del país, que cumplió esta semana en el cargo 36 años ininterrumpidos, un récord que sólo supera el dictador Salazar. 


Su exuberante naturaleza es el principal atractivo turístico de estas islas, que han reforzado ese perfil para recibir a cerca de un millón de visitantes por año, la mayoría alemanes, británicos y franceses. 


En este contexto, el proyecto de crear un festival literario de marcado carácter lusófono parecía una utopía, según reconoce su impulsor, Francesco Valentín, abogado de profesión y a la vez propietario de la editorial ‘Nova Delphi’, que está detrás de la organización de este certamen literario. 


‘Antes sólo había en Madeira ferias para vender libros, pero no había contacto entre autores y público. Teníamos dudas sobre si la población local interpretaría este festival como algo elitista, pero las personas en cambio llenan el teatro para ver y escuchar a los escritores’, relata Valentini. 


Afincado en el archipiélago desde 1996, su sueño pasa por crecer y dotar a esta cita cada año de un perfil más internacional, algo que ya experimentó en 2013, cuando el certamen contó con la presencia de nombres como Naomi Wolf o Zygmunt Bauman. 


‘La idea es divulgar las letras lusas, pero no solo. Ya somos internacionales en el sentido de que congregamos a autores portugueses, angoleños, brasileños, mozambiqueños... pero queremos más’, aseguró. 


Valentini quiere aprovechar de hecho el tirón de Madeira para crear paquetes" específicos con el Festival Literario como protagonista, y aunar así cultura con turismo.