Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Cultura

Relatos urbanos de un ‘micrófono abierto’

Noches de cuentos, poemas y música en Casa Roja. La actividad es abierta, gratuita y se realizará un jueves de cada mes.

A cuenta gotas y partir de la 7 de la noche fueron llegando los primeros curiosos. Casa Roja está abierta a todos desde hace más de 50 años. Esta vez no fue la excepción, uno de sus salones sería el escenario de uno de de los primeros jueves del ‘Micrófono Abierto’.

Una pantalla de fondo con videos del grupo Calle 13, un tanque azul con hielo donde se enfriaban las cervezas y venta de libros de cuentos y poesía creaban el clima ideal para que los protagonistas anónimos de la literatura panameña dieran rima al encuentro.

A eso de las 9 de la noche cuando algunos ya se habían tomado unas cervezas y disfrutado de un plato de pescao frito comenzó oficialmente el evento, sin mucho protocolo.

El primero de todos los que se realizarán un jueves por mes de aquí al resto del año.

SENTIR Y EXPRESAR

‘Nunca sabré por qué tu lengua entró en mi boca cuando nos despedimos en el hotel’, con un poema de Cortazar comenzó la noche, en la voz de la poetisa Mar Alzamora, coordinadora de la actividad, quien explicó que el Micrófono abierto es para todos los poetas, poetisas, cuentistas y cantores que deseen contar sus historias y compartir su talento para pasar una noche amena y diferente en Panamá; siendo a la vez un evento para recibir donaciones para los habitantes de las riberas del Río Tabasará.

Contrario a lo que muchos pueden pensar, la lista para pasar adelante eran de unas 15 personas, que se habían anotado para compartir sus trabajos o reflexiones.

Deborah Wizel, reconocida por su trabajo en el Festival Ars Amandi pasó adelante para leer un cuento de su autoría, recopilado en el libro ‘Nosotros Los de Entonces’, del colectivo de escritores José Martí.

‘Nos sentamos a tomar café como todos los martes en la tarde. Ya se había vuelto costumbre reunirnos una vez a la semana para ponernos al día en todos los chismes y los últimos acontecimientos en nuestras vida’, así comenzaba ‘Juego de Tres’, un cuento corto muy interesante, siendo la traición y el Sida su tema principal.

Al terminar de leerlo, el público quedó mudo y segundos después arrancó en aplausos.

La noche fluía entre cervezas y conversa entre desconocidos y conocidos de todas las edades.

Edwin Torrez de 23 años, tomó asiento y leyó desde su blackberry el poema de su autoría, ‘Cotidianamente’ y así continúo con dos más, terminando con ‘Esclavismo’, una reflexión de las relaciones laborales en el siglo XXI.

Al rato y después de un receso tomó el micrófono Roberto Thomas y se apropió de la escena con ‘Señales Mixtas’, ‘Horas, minutos y segundos’, dos poesías de su escritorio personal.

Kannabiz y Slayer, con su rap social cerraron la noche con más de 50 personas que disfrutaban del calor de las horas con cuentos y poesía en Casa Roja.