Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Cultura

Una ciudad abierta al graffiti

Río tiene al barrio bohemio de Lapa como espacio de exposiciones permanente, y una gran riqueza de pinturas callejeras

Una ciudad abierta al graffiti
Jambeiro habla de unos de sus trabajos, una crítica a la celebración de la Copa del Mundo 2014 en Brasil.

El graffiti es un arte vivo en Río de Janeiro, una ciudad que decidió recientemente apoyar y organizar la expresión mural, lo cual genera encontronazos con un medio que defiende su libertad.

A imagen de Barcelona, Nueva York o Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, Río tiene al barrio bohemio de Lapa como espacio de exposiciones permanente, y una gran riqueza de pinturas callejeras, liderada por su musa Anarkia Boladona, una joven que ha ganado un sinfín de premios internacionales.

Río decidió ir más lejos que el movimiento de liberalización del arte urbano, iniciado por la ley federal de 1998 que lo despenaliza. El alcalde Eduardo Paes firmó en febrero pasado el decreto ‘GrafiteRio’ que autoriza los graffitis en los lugares públicos que no son parte del patrimonio histórico a condición de que no contengan ningún mensaje publicitario, pornográfico, racista, discriminatorio o de ofensa religiosa.

Mantiene no obstante la prohibición de ‘tags’, las firmas estilizadas. Otras novedades: un Consejo carioca del Graffiti, un Día del Graffiti cada 27 de marzo y la creación de un catálogo de obras en internet, StreetArtRio, con más de 500 artistas.