Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Cultura

Un libro para descifrar a Collins

La obra está dividida en dos partes: una narra la historia del reconocido chef, la segunda recoge algunas de sus recetas más conocidas

Charlie Collins: 100 recetas, una historia va más allá del recetario tradicional. En esta reciente publicación de la editorial Sellos de Agua, el chef comparte sus secretos culinarios, que son el resultado de una vida consagrada a la gastronomía.

Desde temprana edad, Collins se apasionó por este oficio. Tuvo la suerte de ser el receptor de toda la tradición culinaria de su familia (una mixtura de la descendencia sueca de sus abuelos, panameña y sueca de su madre y norteamericana de su padre).

Collins creció rodeado de granjas y huertas, árboles frutales y cafetales. En su casa fue testigo de cómo se hacían -de manera natural- todo tipo de fusiones gastronómicas. No por nada, Collins se ha ganado su lugar como gestor de la nueva gastronomía panameña: una cocina que respeta el ingrediente y defiende las tradiciones culinarias arraigadas en el Istmo.

El chef estudió en Las Vegas, Estados Unidos. Retornó a Panamá en 1982 y desde entonces se dedica al arte del ‘catering’, conviertiéndose en uno de los cocineros más requeridos y reconocidos de Panamá. Parte de su tiempo lo invierte en el Hotel Panamonte, en Boquete, del cual es propietario.

Charlie Collins: 100 recetas, una historia es el testimonio de un trabajo constante, apasionado, creativo y exquisito del artista, un cazador incansable de sabores, texturas y colores. Sus recetas son representativas de algunos de los platillos más tradicionales de la cocina istmeña.

La obra consta de 256 páginas en gran formato. Está dividida en dos partes: una narra la historia del reconocido chef y pionero de la denominada ‘nueva cocina panameña’, mientras que la segunda recoge algunas de las recetas que lo han dado a conocer.

El encargado de captar a través de su lente la magia de cada uno de los platillos de este chef fue Sergio Ochoa, fotógrafo colombiano nacionalizado en Panamá.

El libro recoge más de 200 fotografías suyas. Para reunir este inventario de imágenes Ochoa tuvo que seguir la labor del chef, desde las tierras altas de Boquete hasta la elegancia de los restaurantes de la capital. Un catálogo visual que se traduce en una radiografía de Collins y su gastronomía.

IMÁGENES Y SABORES

Ochoa cuenta con una amplia trayectoria en fotografía artística, documental y empresarial. Su trabajo ha sido exhibido en galerías, casas culturales y museos, y se ha hecho merecedor de varios premios y menciones honoríficas.

El fotógrafo también se ha destacado por su obra documental, que recoge fotografías de la vida cotidiana de las comunidades afro-descendientes, emberá y ngäbe buglé. Su trabajo plasma, además, los espacios arquitectónicos urbanos.

Su obra se ha caracterizado por su particular manera de abordar las fotos en la naturaleza, siempre con minuciosidad y haciendo uso del primer plano, con el cual logra confundir texturas, formas y colores que devienen en una imagen abstracta.

La dirección editorial de Charlie Collins: 100 recetas, una historia estuvo a cargo de la reconocida periodista y colombiana Olga Sanmartín, mientras que la dirección de arte y el dieño gráfico corrió por cuenta de Laura De Gamboa, reconocida por su creativo trabajo, el cual se puede apreciar en decenas de libros de gran formato, algunos de los cuales han sido galardonados.