Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Cultura

Tradición e innovación en la alta costura

La técnica del ‘intrecciato’, creada en una de las más lujosas casas de moda italianas , inspira varias iniciativas

La casa de moda italiana Bottega Veneta, fundada en 1966, se ha destacado por la creación del ‘intrecciato’, una técnica donde el cuero se corta en tiras y se teje a mano para crear accesorios y marroquinería, en infinidad de formas, colores y dimensiones.

Como es común en la sociedad de hoy, el trabajo artesanal va desapareciendo y es difícil que las nuevas generaciones quieran dedicarse a aprender los oficios tradicionales.

En este caso, la firma italiana puso manos a la obra y en el verano de 2006 abrió la ‘Scuola della Pelletteria’.

Es una escuela dedicada a entrenar y apoyar a los jóvenes que desean convertirse en maestros artesanos del cuero, es decir, expertos en trabajar la piel.

La institución está localizada en Vicenza, zona donde nació la marca hace 48 años. Los estudiantes reciben las clases en los talleres de la firma.

Esta acción también asegura el futuro del ‘intrecciato’ para Bottega Veneta y expande un conocimiento que ha pasado de generación en generación, con los mismos estándares de calidad, esmero, creatividad y valores estéticos.

Los nuevos talentos no dejan de surgir bajo la dirección de los expertos. Inclusive reciben estudiantes de otros países, interesados en aprender la técnica italiana para trabajar el cuero.

UN MANIFIESTO DE ESTILO

En las manos de Tomas Maier, director creativo de esta casa de moda, el ‘intrecciato’ ha alcanzado su punto más alto como icono de la firma, muy presente en las colecciones para damas y caballeros. Además de utilizarse en todas las categorías de productos que se desarrollan.

Maier, de origen alemán, estudió en París y ganó experiencia trabajando previamente para firmas como Guy Laroche, Sonia Rykiel y Hermés.

Este bagaje le permitió analizar la casa de moda y encontrar en el ‘intrecciato’ una de las formas de devolver a Bottega Veneta su fama y prestigio.

A inicios de los años 70 la empresa aún brillaba internacionalmente, y una de las clientes más famosas de la firma era Jackie Kennedy, la exprimera dama estadounidense.

En menos de 10 años y bajo la dirección de Maier,las ventas se incrementaron en 800%. Según el cierre de 2012, se registraron ganancias por el orden de los 1.2 billones de dólares.

Quién se hubiera imaginado que del humilde trabajo a mano, hecho con paciencia y amor, renacería una marca hasta convertirse en un imperio de la alta costura. Hoy bolsos para damas como los Nappa Messenger, Roma, Ayers y Veneta, al igual que los maletines de mano Duffel para caballeros, son solo una pequeña muestra de su grandeza, integralmente.

Cuando el lujo es artesanal

Celebridades, modelos y actores son fotografiadas constantemente con bolsos, calzados y accesorios de esta casa de haute couture . Los diseños de la firma Bottega Veneta se han convertido en verdaderos símbolos de estatus global.

La nueva burguesía rusa los adora y los colecciona. La actriz Salma Hayek asiste a eventos vestida de pies a cabeza con modelos de las colecciones Prêt-à-porter de esta firma. Cantantes de rap estadounidenses no se separan de sus maletines Bottega Veneta cuando viajan, no solo por lo prácticos que son. También por su belleza innata que surge del trabajo realizado por artesanos.

PUERTAS ADENTRO

Es una revolución internacional que inició muy discreta y elegantemente en la provincia de Vicenza, Italia, en 1966. El nombre Bottega Veneta se puede traducir como ‘Taller Veneciano’.

Fue fundado por Renzo Zengiaro y los esposos Michele Taddei y Laura Taddei, esta última era la directora creativa.

Aunque fue comprada por el Grupo Gucci en 2001, se han mantenido intactos los valores y las tradiciones de la marca, como el gusto por el antiguo trabajo artesanal original de Italia, que cuida desde la elección de la materia prima, como el cuero y herrajes, hasta detalles como la paleta de color y el tipo de costura a realizar.

Artesanos de Bottega Veneta crearon una forma de tejer el cuero, que se ha convertido en el símbolo de la marca. El ‘intrecciato’ se usa hoy en la producción de bolsos, maletines, billeteras y para adornar calzado.

El cuero se corta en delgadas tiras que se van entretejiendo una a una, utilizando herramientas desarrolladas por ellos mismos. El grosor varía de acuerdo a los diseños. Esta técnica hizo los artículos mucho más durables y les imprimió una estética muy original.

El ‘intrecciato’ realmente fue un trabajo de colaboración, entre los diseñadores y los artesanos encargados de dar vida a las creaciones. La innovación, la elegancia y lo tradicional se unieron para crear un acabado de alta calidad, que es muy admirado en el exigente mundo de la moda.

DISEÑOS

Desde 2001 el diseñador alemán Tomas Maier tomó las riendas de la firma, como director creativo y la renovó desde sus cimientos.

Volvió a los orígenes en los años 60: eliminó todo rastro de logos de la imagen corporativa y se centró en exaltar y utilizar profusamente el ‘intrecciato’ en la producción de marroquinería y otros tipos de productos.

Casi todo se realiza a mano en Bottega Veneta. Mantener estos altos estándares de producción y la exclusividad de los materiales incide directamente en el precio. No existen las líneas ‘económicas’ o accesibles. Por ejemplo, el costo del pequeño bolso Olimpia (colección primavera-verano 2014) casi llega a los 6 mil dolares.