Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Cultura

El hip-hop agridulce de los inmigrantes

En Israel, tres jóvenes inmigrantes sudaneses, acostumbrados a mantener un perfil bajo, han decidido soñar en econvertirse en estrellas

El hip-hop agridulce de los inmigrantes
Habib es parte de los miles de inmigrantes que esperan respuestas del estado israelí

En Israel, tres jóvenes inmigrantes sudaneses, acostumbrados a mantener un perfil bajo en un país que tolera difícilmente su presencia, se han decidido a soñar con convertirse en futuras estrellas del hip-hop internacional.

Uno de ellos, Habib, vive en la ‘prisión a cielo abierto’ de Holot, en el desierto del Neguev , donde están confinados cerca de 2 mil demandantes de asilo, en su mayoría eritreos y sudaneses.

Habib no tiene derecho a salir del centro de detención, salvo los dos días mensuales de permiso.

Cada mes, disfruta de esos momentos de libertad con sus dos compañeros, tratando de hacer avanzar su carrera musical.

Cuando pueden os miembros del grupo ‘Innocent Boys’ se dan cita en la estación central de Tel Aviv, a cuatro horas de carretera de Holot. Viéndolos así nadie diría que en el día a día estos dos muchachos trabajan discretamente como limpiadores en los grandes hoteles de la estación balnearia de Eilat, en el mar Rojo.

El racismo es el tema principal de sus canciones, muy amargas. Una de ellas, ‘Promised Land’, enumera las promesas incumplidas de Israel, donde pensaban encontrar la libertad y el éxito.