Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Londres y Madrid presentan sus propuestas

En el caso de Ruiz de la Prada, sus icónicos vestidos globo, nube y corazón desaparecieron del ‘desfile-espectáculo'

Nadie mejor que la consagrada modista Zandra Rhodes para abrir la semana de la moda de Londres que, tras diez años ausente, presentó ayer una colección que tiñó la pasarela del mismo color que su cabello: el rosado encendido.

La excéntrica Rhodes, una popular diseñadora británica que ha vestido a celebridades como Diana de Gales y Freddy Mercury, hizo soñar con el ‘mundo natural' de Malasia con una colección dominada por los tejidos vaporosos y los estampados geométricos.

En el corazón de Soho, uno de los barrios más vibrantes de Londres, arrancó ayer viernes la pasarela de la London Fashion Week que hasta el martes, convierte a capital británica en el foco mundial de la moda con las apuestas más vanguardistas del panorama internacional.

Por otro lado está Madrid. La ciudad española alberga por estas mismas fechas la Semana de la Moda de Madrid, que fue inagurada con el desfile de la icónica diseñadora Agatha Ruiz de la Prada.

Ruiz de la Prada derrochó color, aunque lo hizo con una paleta más contenida de lo habitual en sus diseños, mientras que los modistos Roberto Verino y Juan Duyos reivindicaron una vida plácida, sin ruidos ni agobios para que la mujer sea feliz y esté guapa.

Una primera jornada que mostró una pasarela cada vez más marcada por el optimismo en un momento en el que la moda, uno de los sectores más afectados por la crisis, comienza a ver la luz al final del túnel, lo que se traduce en nuevos proyectos, cierto repunte en las ventas y unas colecciones más alegres.

En el caso de Ruiz de la Prada, sus icónicos vestidos globo, nube y corazón desaparecieron del ‘desfile-espectáculo' para dejar paso a prendas de estilo ‘casual-chic', con prendas cómodas con alma comercial y cuidada costura.

‘Lo moderno ahora no es ir muy arreglado, con vestidos de cóctel, sino con prendas cómodas, de calidad, atractivas y luminosas, una propuesta que definiría como ‘casual-chic', explicó la diseñadora, momentos antes de su desfile.