Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

“Más que transmitir, me deseo compartir”

Este cantautor veragüense, entrenado en la guitarra clásica, lleva una academia de música y danza en Santiago, además de un coro escolar

“Más que transmitir, me deseo compartir”
Esta noche podremos disfrutar de un recital por Germán Pinzón, cantautor del movimiento Tocando Madera.

Germán Pinzón es quien, desde 2013, lleva adelante la academia G&G Música y Movimiento, donde niños, jóvenes y adultos de Veraguas, pueden aprender música (guitarra clásica y popular, piano, lenguaje musical) o danza (jazz, contemporánea, ballet o tap).

Pero el santiagueño, que estudió guitarra clásica, piano complementario, teoría musical e historia de la música en Estados Unidos, y artes musicales, dirección orquestal, dirección coral y un postgrado en la metodología KODALY de enseñanza musical en Argentina, no se ha conformado con eso.

Además de la academia que maneja junto a su prometida, Guillermina (licenciada en danza), Pinzón es docente de música en la Oxford School de Santiago y vicepresidente del Patronato Pro Cultura en Veraguas, a través del cual se creó el Coro Polifónico Juvenil de Santiago, dirigido por él.

‘A raíz de la creación del coro se creó el festival internacional de coros ‘Santiago Coral', que en febrero del 2016 celebra su tercera edición', expresa Pinzón.

El coro ya fue invitado a participar del festival Alfredo de Saint Malo, donde se desempeñó con éxito.

Ahora, la prioridad de Pinzón es llevarlo a Colombia en noviembre, pues fueron invitados para representar a Panamá en el V encuentro de coros escolares Alberto Carbonel, celebrado en Barranquilla.

‘He tratado de conseguir apoyo pero está difícil', señala, y agrega, ‘la verdad es que estos chicos se lo merecen... de alguna u otra forma los llevaré a representar a Panamá'.

Por si no fuera suficiente, el también cantautor acaba de iniciar una maestría en Dirección Orquestal a través de la UDELAS y tiene pensado un proyecto coral para adultos en Santiago, donde dice que ‘no hay ningún tipo de actividad extracurricular para adultos, mucho menos adultos mayores'.

Dentro de lo posible, añade que le gustaría darle espacio a su carrera como cantautor y grabar un disco.

UN TOCANDO MADERA

Pinzón recuerda siempre haber estado ‘muy ligado' a todo lo que emitiera sonido.

Desde pequeño experimentó con la flauta dulce, el teclado, los tambores y hasta con un acordeón de juguete.

‘Con ese mismo acordeón salíamos a vender sandías con mis primos José y Noriel en Aclita y Llano Grande', evoca.

Pero fue en la adolescencia que se ‘estrelló' con la guitarra, su actual compañera. Mientras aprendía a ‘guitarrear' comenta que su peluquero, hoy su gran amigo Valerio González, lo introdujo al mundo de la mejorana.

‘Me dio las pautas para tocar la mejoranera, instrumento por el cual siento mucho respeto... y me enseñó y asesoró en mis primeros intentos de versos'.

Pero no fue hasta que se mudó a Estados Unidos que empezó a componer.

‘Quizás fue la distancia o la nostalgia… pero allá empezaron a salir las primeras líneas a manera de canciones', recuerda, y ya en Argentina fue donde escribió el 60% de sus canciones.

En 2012, Pinzón se unió al movimiento Tocando Madera de canción de autor panameña, compartiendo la tarima con Joaquín Rodríguez y luego como solista en el Festival San Francisco de la Montaña.

Esta noche nos llega desde Provincias Centrales, para deleitarnos con un recital en el Centro Cultural de España - Casa del Soldado a las 7:00 p.m.

Dentro de este espacio íntimo, el artista expresa que ‘más que transmitir, me deseo compartir... mis vivencias y mi forma de ver o interpretar ciertas situaciones de la cotidianeidad, esa búsqueda de algo, de repente no nuevo, pero sí muy propio… algo diferente y único, algo que también pueda, por ese momento, ser de quien lo escucha…'

==========

‘Deseo compartir... esa búsqueda de algo, de repente no nuevo, pero sí muy propio... algo diferente y único, algo que también pueda, por ese momento, ser de quien lo escucha'

GERMÁN PINZÓN