Temas del día

28 de Feb de 2020

Cultura

La casa del futuro se mide en metros cúbicos

Nada de hologramas, mayordomos domóticos o electrodomésticos autónomos.

La casa del futuro se mide en metros cúbicos
Vidal, con 10 años de trayectoria, lidera una de las firmas españolas más solicitadas del momento.

Nada de hologramas, mayordomos domóticos o electrodomésticos autónomos. La casa del futuro que proyecta el arquitecto español Luis Vidal es un espacio mutante que se mide con base en el ‘volumen habitable y no en metros cuadrados'.

El creador de la premiada terminal 2 del aeropuerto de Heathrow en Londres redefine ahora la ‘casa del 2050': una vivienda capaz de adaptarse a los retos que depara el futuro, alejada del universo futurista de las películas de George Lucas o Steven Spielberg. ‘Por el momento es imposible imaginar qué tecnología se utilizará dentro de 35 años, así que decidimos quitar este factor de la ecuación y repensar el espacio de la vivienda en términos de volumen y no en base a una superficie plana', dijo el arquitecto en una entrevista con Efe en Santiago de Chile, a donde llegó la semana pasada para presentar una exposición que recorre la trayectoria de su estudio.

Con tan solo diez años, el equipo que lidera este visionario de la arquitectura, ha alzado más de 100 proyectos en distintos continentes. Entre ellos, un edificio en Vigo (España), galardonado con el premio al Mejor Hospital del Futuro 2012.

Según Vidal, la característica más preciada de los habitáculos del futuro será su capacidad de mutar y adaptarse para sobreponerse a este déficit espacial. ‘No tiene ningún sentido que los promotores nos vendan viviendas por metro cuadrado cuando realmente lo que nosotros utilizamos son metros cúbicos', recalcó

‘Cuando cocinamos no utilizamos el dormitorio y cuando dormimos no utilizamos la cocina, ¿Por qué no plegar los espacios que momentáneamente están en desuso y así disponer de una cocina o un dormitorio más amplio?', apuntó el arquitecto español, quien incluso sugirió la posibilidad de incluir una piscina escondida que pueda ser elevada cuando el inquilino decida hacer deporte.